wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 16 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4808798
impresiones desde julio 2007

 La otra literatura

Entrevistas y noticias actuales
"La otra literatura"

Juan Martini

 ¿Quién escribirá la historia de la literatura argentina contemporánea? ¿Quién tendrá la energía, la voluntad y la inteligencia para sumergirse en las catacumbas del secreto, del anonimato o del silencio? ¿Quién se atreverá a investigar no sólo en los resultados sino también en la multitud de novelas y de libros de cuentos que peregrinan sin descanso por los pocos concursos honorables que quedan? ¿Quién leerá las obras que, vencidos todos los obstáculos, llegan por fin a una librería de la mano de las pequeñísimas editoriales alternativas que están realizando una tarea admirable? ¿Quién rescatará de la diáspora los libros que han encontrado editores comerciales en otros países de lengua castellana, sobre todo en España? ¿Quién, en definitiva, hará justicia con el cuerpo de la literatura argentina inédita o que circula o ha circulado en forma débil, homeopática o simbólica sin llegar la mayoría de las veces más que a cincuenta, setenta o cien lectores?
El estado de las cosas es conocido: las editoriales comerciales fueron absorbidas por las empresas españolas, alemanas, francesas o norteamericanas que han hecho de la globalización una estrategia de mercado. Porque el mercado, finalmente, es o será sólo uno, más allá de los credos, más allá de las ideologías, más allá de las lenguas...
La depresión política y económica argentina que desde los años 80 ha hecho estragos en todas las instituciones y formas representativas del país no tenía por qué poner a salvo a la literatura. Y el descalabro llegó donde nadie había imaginado que llegaría: al reconocimiento y a la circulación de esa literatura orgullosa, flameante, siempre vital y nueva que recorrió la historia argentina y que pervivió hasta los primeros tiempos de la recuperación democrática alfonsinista, aun cuando el más grande de sus escritores hubiese sido humillado en público a finales de los años 40 o cuando la censura hubiese confinado a sus propias catacumbas todo aquel libro que le pareciera revolucionario o revoltoso. La resistencia se gestó siempre allí, donde más débil, más frágil, más desamparada se encontraba la literatura frente al poder de los necios o de las armas. Hoy, quizá, esté sucediendo lo mismo. Pero la arqueología que recuperará la literatura argentina de los últimos 25 años será más compleja que la necesaria para investigar las tumbas de los faraones. Las editoriales argentinas se vendieron. El periodismo cultural desvió la mirada hacia otros escenarios y exhuma de vez en cuando el nombre casi nunca verdaderamente olvidado de algún escritor experimental o de algún poeta convertido en leyenda pero al que nadie ha leído porque la poesía -la poesía por naturaleza- no gozó nunca de esa suerte de aristocrático tratamiento editorial, periodístico, comercial y crítico que recibió la ficción hasta la mitad de la década del 80. La crítica literaria, por su parte, decidió que el problema no era su problema y se dedicó a los estudios culturales o a la alabanza incondicional y monocorde de media docena de escritores de los cuales tres, por lo menos, no pasarán a las bibliotecas de la próxima década del siglo XXI.

Entonces, sin ánimo de simplificar, y en esencia sin perder de vista que una cultura no se aniquila sólo por negligencia, crisis o abandono de alguno de los protagonistas culturales mencionados, sino concurren, además, el abandono de políticas de Estado y de una arquitectura de la educación que promuevan de verdad una noción de identidad vinculada inexorablemente al patrimonio cultural, entonces, decíamos, por todo lo enunciado y por todas las causas no enunciadas, a veces más profundas o sutiles, el estado de las cosas es el que es.

Nadie ha dejado todavía de escribir en la Argentina. Pero casi todos los escritores han dejado de publicar, o deben tolerar demoledoras esperas, y en muchos casos se ven frente a la penosa necesidad de pagarse la edición de sus libros. Hoy, con más claridad que nunca, un escritor sabe que una cosa es escribir y otra, muy distinta, publicar. La decisión de seguir adelante, entonces, la decisión de sentarse todos los días frente a la obra con que se sueña (no es necesario recordar que un escritor sueña con sus libros), la decisión de escribir y de seguir escribiendo aunque llegue el día -quizá no demasiado lejano- en que los libros ya definitivamente no se publicarán, es una única decisión: para algunos escritores la literatura es constitutiva de su vida, la razón de ser de todos y cada uno de sus gestos, públicos o privados, y por lo tanto nunca dejarán de escribir.

Por eso alguien deberá investigar alguna vez en la masa creciente de todos estos libros inéditos, desconocidos o perdidos en otros países: porque escribir la historia de la literatura argentina de los últimos 25 años será escribir la historia de una resistencia cultural y política en cuyas batallas también este país se juega su destino.

Todos los escritores conocemos libros excepcionales que han sido rechazados por las editoriales comerciales porque ninguna está dispuesta a invertir en el primer libro de un escritor. Todos sabemos que si esos libros no se publican en pequeñas editoriales alternativas no se publicarán en ningún lado. Todos sabemos que aun cuando se publiquen en esas editoriales, su circulación será restringida, ínfima, invisible, pero conseguirán que por lo menos un puñado de lectores los conozcan. Todos sabemos que los escritores que han publicado libros fuera del país no han conseguido ventas significativas ni conmover a nadie y que cuando han llegado a Buenos Aires, salvo las excepciones de rigor, se los ha ignorado casi con más fuerza que si permaneciesen inéditos.

Los mejores libros de cuentos y las mejores novelas que he leído en los últimos tres o cuatro años se encuentran en alguno de los nichos enumerados: las novelas La mujer en cuestión, de María Teresa Andruetto, y Diario de Trelew, de Miriam Vázquez, siguen inéditas. Los primeros libros de cuentos de Hernán Ronsino, Te vomitaré de mi boca; Estela Smania, Triste Eros, y Jorge Solari, Diamante loco, fueron publicados en las últimas semanas por pequeñas editoriales que convendrá no olvidar: Libris, Alción y Simurg.

En el año 2001 la editorial Lengua de Trapo (España) publicó la primera novela de Marcos Herrera, Ropa de fuego. En el año 2002 la editorial Sudamericana (Argentina) publicó La hija de Singer, de María Inés Krimer, novela que había obtenido el primer premio en el concurso anual del Fondo Nacional de las Artes. También en 2002, Vicente Battista publicó su última novela, Gutiérrez a secas, en la española RBA, que para su comercialización local hizo una edición en Buenos Aires.
Todos estos libros son excelentes. Inéditos, rescatados por editoriales artesanales o lanzados en España. Ninguno ha conseguido hasta hoy ni la sombra de lo que se merece. Nadie destacó con convicción y firmeza los valores de los que ya están impresos y los inéditos siguen su andar a ciegas en las catacumbas de la literatura argentina.
¿Qué hará la historia con este mapa de otra literatura argentina mayoritaria, consistente, renovadora y saludable que aun cuando nadie lo sepa o esté dispuesto a reconocerlo, ya introduce cambios profundos en el viejo y querido y ajado mapa oficial?

Texto extraído de "La Gaceta de Tucumán" Domingo 31 de Agosto de 2003

Selección y destacados: Nora Martinez.




Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque


Una biblioteca increíble.



 
     Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     Enlaces Relacionados
· poesia
· Más Acerca de Entrevistas y noticias actuales
· Noticias de heathcliff


Noticia más leída sobre Entrevistas y noticias actuales:
La poesía es prosa con música


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Tópicos Asociados

Entrevistas y noticias actuales





El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.19 Segundos