wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 11 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4729475
impresiones desde julio 2007

 Literatura de viajes

Técnica literaria
SUR, 15 de julio de 2006

LUGARES SAGRADOS


JUAN BONILLA

HABLEMOS, no de libros que tratan de encapsular viajes en unas cuantas estampas, reflexiones, comentarios y anécdotas más o menos inolvidables en las que se pone en pie la portentosa figura del extranjero que se aventura por las extrañas sendas de un mundo al que quizá sólo fue para poder contarlo a quienes, siendo como él, prefieren no moverse de la butaca para viajar, sino de esa otra literatura de viajes -la que merece quizá de veras el nombre de literatura de viajes: la que componen, en fin, los libros que leemos cuando viajamos-. Naturalmente no tienen por qué ser libros de viajes, es más,es muy recomendable que no lo sean. Los libros de viajes, sobre los lugares que vamos a visitar, es conveniente leerlos o bien mucho antes de partir -para hacerse el cuerpo uno a lo que le espera- o bien mucho después de llegar--para que las rememoraciones sean más soberbias o las penas menos calamitosas.

Literatura que nos acompaña en los viajes. Lo cual nos lleva a esa gran cuestión tan pocas veces tomada en serio (porque si alguien se la hubiera tomado en serio hubiera escrito un dramático ensayo): ¿Qué libros nos llevamos para el viaje? Cualquier viajero lector o cualquier lector viajero sabe que la pregunta tiene la estatura de un gigante. Muchos previsores apilan volúmenes y se cargan con libros por si sus favoritos les decepcionan en los momentos importantes. Hace años que viajo, y hace años que viajo leyendo. Y aun así, suelo equivocarme a menudo, y no llevo recorridos unos cuantos kilómetros de mi viaje cuando me doy perfecta cuenta de que me he equivocado al seleccionar una novela de ciencia-ficción, un ensayo de metaliteratura o la obra completa de algún poeta al que quería revisitar.

Hago esa desmedida pregunta porque estoy a punto de coger un avión de doce horas. Y desde hace un par de días no hago más que seleccionar los libros que me voy a llevar para el viaje. También hago cálculos de tiempo, porque nada peor que quedarse corto, salvo la de pasarse de largo. Recuerdo un montón de viajes que me pesaron menos de lo que pesaban porque conseguí anularlos gracias a libros que al entusiasmarme me libraban de la lenta realidad en la que estaba metido, cruzando un océano o traqueteando por esas geografías de lengua imposible. Pero en esto no se hace uno mayor nunca, y la experiencia ni siquiera es un grado. Llega la hora de elegir el libro que te vas a llevar de viaje contigo y todos son problemas.

El sentido común te dice que más vale un par de volúmenes de bolsillo, a los que no duela lastimar -o incluso prescindir de ellos si es necesario-. Pero luego, te dices: ¿Y por qué no acompañarme de un libro al que le tenga mucho cariño y cuya portada proteger con un forro de plástico para evitar manchas? En cuanto al género, no sabe uno para qué cosas estará a diez mil pies de altura, si para una novela de Dashiell Hammett o para un ensayo de Sebastian Haffner, si para el vozarrón de Walt Whitman o para los susurros de Emily Dickinson. Y depende mucho de lo que uno se lleve para desembarcar donde te esperan o con un vozarrón o susurrando.

Como llevo unos meses metido en el ancho y complicado mundo de Melville, Melville era mi opción para estas doce horas de vuelo. Conseguí una bonita edición de los años cuarenta de 'Taipí', su primer libro, un libro de viajes, que continuó con una segunda parte, 'Omú'. Llegó la hora de leerlos, me dije, leer a Melville sobre el océano. Pero luego piensa uno que es una opción demasiado arriesgada, que no conoce suplentes, que si no se contagia del tono de esos libros, el viaje será una pesadilla, así que podría reforzarlo con alguna otra opción. Por ejemplo, una cosa que nunca falla es la relectura. La relectura se inventó para los viajes largos. Porque a medida que va descubriendo uno lo mal que leyó un libro determinado la primera vez que lo leyó, también se recuerda a sí mismo, se inunda de melancolía y acaba encontrando en el libro casi siempre mucho más de lo que en el libro había. Así que ya que opté por el joven Melville que se embarcó en los mares del Sur y se lo pasaba estupendamente viendo las danzas nativas y sensuales, decidí apoyar esa opción con Rudyard Kipling. Nada menos que 'Kim', un libro que no leo hace años pero que me enamoró la primera vez que lo leí, con ese personaje tan maravilloso -que no es Kim, aunque él también sea maravilloso, sino el anciano al que acompaña por los lugares sagrados en su peregrinación final-.

Para mí la literatura de viajes es aquella que indefectiblemente asocio con viajes que he hecho: la que consiguió apagar las pesadas horas de tránsito introduciendome en pliegues de la realidad en los que se estaba tan a gusto, en los que se abolía el tiempo. Espero que Melville y Kipling se comporten y transformen las doce horas de vuelo en una expedición hacia la maravilla. Espero que aumenten el caudal de la literatura que ha viajado conmigo y me ha hecho viajar mientras viajaba.




 
     Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     Enlaces Relacionados
· Cumbres Borrascosas
· Más Acerca de Técnica literaria
· Noticias de odin


Noticia más leída sobre Técnica literaria:
estructura y desarrollo del cuento


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Tópicos Asociados

Técnica literaria





El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.14 Segundos