wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 10 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4735384
impresiones desde julio 2007

 Una novela es una gran mentira hecha de pequeñas verdades

Entrevistas y noticias actuales
EL MOSTRADOR, 28 de julio de 2006

Hernán Rivera Letelier:
''Una novela es una gran mentira hecha de pequeñas verdades''
por  Ximena Jara

El escritor pampino acaba de presentar su novela El fantasista, en la que de comienzo a fin se respira futbol. Un partido entre dos oficinas salitreras rivales sirve de eje para evocar las tardes de deportes en las que el autor, entonces goleador de Coya Sur, se peloteaba las pololas con sus amigos, convertido en el "Tuny" Rivera.

Cuenta historias. No sólo en sus libros, sino a propósito de cualquier asunto: la historia de la comida en el hotel, la historia de los nombres de sus personajes, la historia de sus desilusiones en la política, la historia de sus azares. No puede resistirlo. Toma las palabras como pequeños guijarros, las mide, las combina con diferentes silencios, achina los ojos, baja el tono de voz, arquea las cejas. Domina el relato como un experto deportista dominaría por horas un balón.

La analogía no es antojadiza. Rivera Letelier estuvo a punto de convertirse en un futbolista profesional. Si hasta apodo de cancha tenía, el Tuny Rivera. Creció jugando pichangas con pelota de trapo y a pata pelada, dice, pero sólo vistió un equipo profesional cuando llegó a Coya Sur, a los 15 años. Ahí jugó de centro forward, como dice él, y era –habrá que creerle- el goleador del equipo coyino. Así lo acredita una fotografía de los años 60, en la que Rivera Letelier aparece inclinado, tocando el balón, al centro del grupo, como un pequeño prodigio de la cancha.

Y sobre las canchas es también su última novela, El fantasista, una especie de autobiografía deportiva, en la que cada personaje tiene su referente en la realidad y que se sirve del fútbol –y de un partido épico, antes de que la oficina salitrera de Coya Sur cierre-, para hablar de la vida en la pampa, la precariedad, la amistad y hasta los fantasmas de la dictadura.

La presentación del libro, en Santiago, fue este jueves, pero la de Antofagasta será todo un acontecimiento, porque dos de los personajes de la novela, el "Choche Maravilla" –que tiene por cábala tener sexo dos veces seguidas antes de cada partido, y no necesariamente con la misma chica- y el "California" –infaltable cantor del equipo-, estarán en el evento, para dar fe de lo que el "Tuny" Rivera cuenta en su fantasía futbolera.

-¿Hacer este libro fue un ejercicio de nostalgia o te lo debías a tus días de goleador en Coya Sur?

-Creo que me lo debía, y a mis amigos de infancia y adolescencia, que me ven a diario en las calles de Antofagasta. El fútbol fue muy importante para mí; yo era bueno para el deporte, y creo que fue eso lo que me salvo hasta que comencé a escribir.

-¿Leyeron el libro?¿Se habrán reconocido

-El libro acaba de salir en Antofagasta, pero todos saben, y se van a reconocer porque están con sus nombres y apodos, la mayoría.

-¿Existe el "Choche Maravilla"?

-Existe, Jorge Gómez. Con él éramos muy amigos. En la novela aparece que se quita las pololas con el California, pero con el que realmente se quitaba las pololas era conmigo. También va a estar él, y va a cantar "Tocopilla Triste". Va a ser todo un espectáculo.

-El Tuny Robledo –de la novela- claramente era bastante más tímido que el "Tuny" Rivera.

-Mucho más. Además, era virgen, y a mí me desvirgaron a los nueve años.

-El Tuny Robledo –tu alter ego- viene a ser el verdadero protagonista en toda esta historia, al final. ¿No te pudiste resistir al ejercicio de ego?

-Yo jugaba de centro forward, y los tres años que jugué en Coya hice el gol más rápido del campeonato, y salí scorer todas las veces, era el que hacía más goles. No, si yo era bueno para la pelota, y no es apelar al ego, es contar la historia. Ahora, el final, con él como protagonista, no fue planeado. Hasta más de la mitad de la novela, yo no sabía cómo iba a terminar, quién iba a ganar, si el fantasista iba a jugar.

-El Tuny Robledo estaba enamorado de una quinceañera llamada Marilina. ¿Y el Tuny Rivera?

-El Rivera estuvo enamorado de varias en Coya. Y un secreto de creación: la niña no se llamaba así, le puse el nombre de una chica que conocí en una feria del libro. Es un nombre que me encanta, y ella no sabe que lo usé.

-El partido de Coya Sur contra maría Elena no es un partido cualquiera, sino el último antes de la desaparición de la oficina salitrera

-Es un partido épico. Yo viví el proceso de desaparición de tres oficinas, y aunque el de Coya Sur no lo viví en carne y hueso, porque estaba en Pedro de Valdivia –a 33 kilómetros, tenía un hermano que estaba ahí, y todos mis amigos.

-Termina siendo un exorcismo: contra la dictadura, contra la desaparición, contra la precariedad.

-Sí. Hice un juego con el tiempo. Coya cerró en los ’80; mis amigos son de los ’60, y la novela es de los ’70. Una novela es una gran mentira, pero hecha de pequeñas verdades. Esta es un embuste, pero con cosas ciertas. Ahora, para hacer eso, hay que ser un fantasista.

-Dices que el fantasista de la novela existió, que lo viste en una plaza antofagastina y después en Santiago, y que, al igual que el de tu libro, no puede jugar a la pelota. ¿Es por la misma causa?

-No era el mismo problema. Dijo que no podía jugar, y cuando le pregunté por qué, ya me parecía estar oyendo ‘porque tengo una hernia en el testículo’, pero me dijo que era por unos problemas en las rodillas. De todos modos me parece mágico.

"La palabra candidato me da en las pelotas"

-¿Qué va a pasar con el Hernán Rivera Letelier político?

-Ya no pasó nada, y nunca más vuelve a pasar nada. Hace poco, en Antofagasta me postularon para el Premio Nacional de Literatura, y los periodistas me preguntaban ‘¿qué se siente ser candidato?’; yo les respondía ‘perdón, postulante; la palabra candidato me da en las pelotas ya’. La pura palabra me da tirria. Nunca más.

-¿Fue una mala experiencia?

-Sí, fue una mala experiencia.

¿Políticamente hablando o porque te pasó la cuenta en el mundo de la literatura?

-Fue una mala experiencia política. Yo intuía que el mundo de la política era complicado, pero nunca pensé que tanto. Claro encontré gente muy linda –poca, poca-, pero lo demás era pura bazofia. Incluso tuve una amenaza de muerte. Es complicadísimo, además me di cuenta que no sirvo para candidato.

-Pero no estuviste tan lejos de salir, sacaste 22 mil votos... ¿Qué habría pasado si salías?

-Ahora respiro y digo menos mal que no salí, anda a saber en qué forro estaría metido. Pero yo intuía que podía ser un buen diputado, si no, no habría aceptado. Lo que no pensé fue que no servía para candidato. No medí bien que hay que tener cuero de chancho; un tipo con mucha sensibilidad, honradez y probidad sufre mucho. Es todo: llegar a una población, hablar con la gente y tener que decir sí a todo, prometer este mundo y el otro es algo que no podía hacer. Hice muchas cosas que un candidato nunca tiene que hacer, y no hice otras que un candidato tiene que hacer todo el tiempo.

www.premiosliterarios.com




Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



 
     Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     Enlaces Relacionados
· poesia
· Más Acerca de Entrevistas y noticias actuales
· Noticias de odin


Noticia más leída sobre Entrevistas y noticias actuales:
La poesía es prosa con música


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Tópicos Asociados

Entrevistas y noticias actuales





El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.18 Segundos