wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 10 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4789684
impresiones desde julio 2007

 La decadencia de la novela erótica

Textos de crítica
LA RAZÓN, 5 de agosto de 2006

La decadencia de la novela erótica

San Lorenzo de El Escorial- ¿Existe una tradición de literatura erótica española, tal como hay una tradición italiana o una tradición francesa, o, más bien, lo que encontramos es un sinnúmero de pasajes eróticos a lo largo de la historia de la literatura española? Según J. Ignacio Díez Fernández, director del curso «Literatura erótica y modernidad en España» programado dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense, «hay una buena y larga tradición española de literatura erótica», que tendría en los siglos de oro, «uno de sus momentos más brillantes», con figuras como Góngora, autor de la «Fábula de Polifemo y Galatea» a la cabeza. A favor de esta tesis se muestra también la profesora de Literatura Española de la Universidad de California Adrienne L. Martín, quien opina que padecemos una historiografía «muy pacata», que deja fuera del canon numerosos títulos por prejuicios morales o, que, simplemente, no admite el contenido erótico de numerosas obras, empezando por «El Libro de Buen Amor».

Con más reservas se expresa José Antonio Cerezo, autor de Literatura erótica en España 1519-1936, la primera bibliografía que se edita en España al respecto. Y es que este autor distingue entre erotismo literario, del que encontraríamos abundantísimos ejemplos, y literatura erótica «codificada» como tal, que es aquella que tiene por objeto incitar al lector. Semánticas aparte, lo cierto es que la bibliografía de Cerezo arranca en el siglo XVI, con obras como «El cancionero de obras de burlas».

«La primera tarea a la hora de acercarse a la literatura erótica española es la de localizar esos libros», afirma Cerezo. Él ha reunido un fondo de alrededor de ochenta títulos impresos en prensas clandestinas durante los siglos XIX y XX. Impresos que comparten con la literatura erótica española de cualquier período un marcado carácter jocoso, como revelan títulos como «Por ellas, para ellas y sobre ellas» o el poco original de «Vermú, salchichones y almejas».

Humor que se solía extender al nombre del autor, que firmaba con pseudónimo (si no era anónimo), y al pie de imprenta. Estrategias necesarias para librarse no sólo del estigma de ser un autor erótico sino de males más concretos, como el embargo de la edición y el procesamiento. Eso le pasó a Joaquín López Barbadillo, quien en los años veinte empezó a publicar una serie de obras maestras de la literatura erótica europea (editó, por ejemplo, los sonetos de Pietro Aretino); si bien editor y obras fueron finalmente indultadas gracias a su calidad literaria.

Los libros referidos por Cerezo son menos exquisitos. Clandestinos y destinados al consumo del proletariado urbano de Barcelona y Madrid, otra de sus características es su edición barata, «en papel malo y con ilustraciones groseras». Nada que ver con aquellos otros libros eróticos que se hacían por encargo de sociedades eróticas privadas (escasas en España aunque alguna había, como «La bella unión») y que generalmente eran ediciones de bibliófilo, con excelentes grabados y lujosas encuadernaciones.

La suspensión del premio «La sonrisa vertical» hace tres años por la baja calidad de los originales fue el último indicio que apuntaba hacia una crisis del género erótico. Pero, de nuevo, los juicios difieren. Si para Cerezo el lector de literatura erótica «es un voyeur», su conclusión es que «nadie lee lo que puede ver». Y hoy, gracias al vídeo digital e internet, uno puede ver prácticamente todo. No ajeno a esa posibilidad es el hecho de que «cada día el umbral de transgresión es más alto», lo que haría más difícil excitar o provocar.

Díez Fernández y la profesora de la Universidad de California Marta E. Altissent coinciden en que, a cambio, el erotismo está ya perfectamente integrado en cualquier colección de literatura contemporánea. Y así, Díez Fernández cita títulos como «La vida sexual de Catherine M.», de Catherine Millet; «Una mujer desnuda», de Lola Beccaria o diversos pasajes de las novelas de John Irving. «Parece que el erotismo se ha fragmentado. Todas las novelas incluyen hoy escenas eróticas como parte de su paisaje habitual. No es más que el fragmentarismo postmoderno y, si hablamos de crisis, habría que inscribirla en la crisis general de la novela. Tal vez no se trate más que de un problema de mercado, que maneja el erotismo a su gusto. ¿Crisis? Ahí tienes "Los cien golpes", de Melissa Panarello, que se convirtió en un best-seller en Italia».




Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



 
     Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     Enlaces Relacionados
· Literalia
· Más Acerca de Textos de crítica
· Noticias de odin


Noticia más leída sobre Textos de crítica:
ALMAFUERTE. PROSA Y POESIA DE ALMAFUERTE


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Tópicos Asociados

Textos de crítica





El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.33 Segundos