wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 18 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4691123
impresiones desde julio 2007

 La novela según Baroja

Textos de crítica
EL DÍA DE CÓRDOBA, 2 de noviembre de 2006


La familia publicará en 2007 ‘A la desbandada’

JOSÉ ABAD

granada. Aunque al final acabara despotricando a su costa, y a sus anchas, a José Ortega y Gasset le intrigó tanto Pío Baroja (1872-1956) como para leer cada novela suya que salía al mercado y, en la doble veste de crítico y cirujano, dedicarle docenas de páginas diseccionando su obra y persona. Baroja era un tipo huraño que caía bien a muy pocos; a Ortega le sublevaba los demonios y llegó a calificarlo de "troglodita" y a denunciar el "elemento rencoroso" inherente en su literatura: "que le ha llevado a convertirse en el Homero de la canalla", apostillaba. En sus libros, más que agresividad, hay salvajismo: "Baroja vendería su puesto en el Parnaso a quien le pusiera dos colmillos de tigre en la boca", escribió con puntería. Para Ortega, la novela debía ser un artefacto de precisión en el que cada pieza había de tener un espacio preestablecido y ahí encajar… Las novelas barojianas eran todo lo contrario: dispersas, inconexas, arbitrarias. Los afanes críticos del novelista cabía ponerlos a la altura de otros compañeros de viaje (Azorín, Unamuno, Valle-Inclán), pero sus libros eran como "ladridos" u "objetos arrojadizos", descabalados. El mensaje era urgente, pero primaban los balbuceos, el improperio, el menosprecio.
Estas invectivas de Ortega encontraron acomodo en una serie de meditaciones sobre literatura y forman parte del ensayo Idea sobre la novela, aparecido en 1925. La defensa o el contraataque del interesado no se hicieron esperar y Baroja incluyó en La nave de los locos (aparecida ese mismo año) un largo prólogo, muy juicioso, en el que salía al paso dando su visión particular del género. Según él, había novelas permeables e impermeables –en otra momento hablará de "novelas vertebradas e invertebradas"–: las novelas "impermeables y vertebradas" podrían presumir de un acabado o una estructura perfectos, pero la técnica podía asfixiar la vida. En cambio, las novelas permeables a la realidad, aún sin el beneficio de una sólida arquitectura y faltas de una relectura, estaban necesariamente abiertas al mundo, y éste estaba por encima del arte: "El escritor necesita siempre el trampolín de la realidad para dar saltos maravillosos en el aire", anotaba en el prólogo. Además defendía a pistoletazo limpio –dada su predilección por el género de aventuras– la idea de que la literatura no está reñida con la diversión, algo que sin duda escandalizó a los tesoreros de la jerarquía literaria.

En mi modesta opinión, cabe hacer buena novela tanto con las ideas de Ortega como con las de Baroja. Con las suyas, Baroja escribió al menos un par de libros espléndidos: Camino de perfección (1901) y El árbol de la ciencia (1911), algunos interesantes –pienso en la trilogía La lucha por la vida (1904-1905)–, pero en otros muchos, La nave de los locos sin ir más lejos, terminó por darle la razón a sus fustigadores. La nave los locos es todo lo que el autor defiende: una obra permeable, invertebrada y abierta al mundo, pero asimismo una mera sucesión de peripecias en las que poco importan las motivaciones de unos personajes desdibujados, quienes a veces son todo astucia y otras, porque al autor le conviene, de una credulidad pasmosa. La permeabilidad hincha las páginas del libro sin que veamos una intencionalidad clara, el aperturismo permite que la vida entre a raudales hasta el punto de que todo cabe en el relato, pero la invertebración empuja al lector por puertas que lo sacan del edificio narrativo, continuamente. El novelista se escudaba tras una retórica del desaliño cuyo objetivo era eliminar lo superfluo y liberar al autor de la dictadura del buen gusto, pero en su prosa acabó imponiéndose una dejadez tan perniciosa como el floripondio, un tributo tan prohibitivo como el de la exquisitez mal entendida. La nave de los locos se lee sin gusto y, sin embargo, con expectación… Cuando menos te lo esperas salta entre líneas un apunte certero, inspirado, audaz, que te permite seguir adelante.

Los reproches de Ortega no iban mal encaminados. Baroja cuenta con novelas descoyuntadas y monocordes, cuya única estrategia parece ser la de la acumulación; tiene novelas que son gruñonas, como nos dicen que era él, e insatisfechas, también como él, y para colmo, insatisfactorias. Sus críticas al sistema, de tan sistemáticas, acaban siendo simple negatividad: no es que Baroja no dejara títere con cabeza, es que se cargaba el teatrillo entero, reduciéndolo a cenizas, nada dispuesto a reemplazarlo por uno mejor. El autor vasco solía quedarse por debajo de sus propósitos. Su concepción del género era de una rabiosa modernidad; sin embargo, ¡ay!, su poética ha dado mejores resultados en manos de otros que en las suyas.





 
     Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     Enlaces Relacionados
· Literalia
· Más Acerca de Textos de crítica
· Noticias de odin


Noticia más leída sobre Textos de crítica:
RESEÑA DEL LIBRO: NUEVA POESÍA HISPANOAMERICANA


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Tópicos Asociados

Textos de crítica





El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.15 Segundos