wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 18 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4645612
impresiones desde julio 2007

 Juicio a Juan Marsé

Historia y curiosidades literarias
EL CULTURAL, 16 de noviembre de 2006

Juan Marsé

Sala Segunda de lo mercantil

Rafael REIG

Han sido vistas las diligencias seguidas contra Juan Marsé y ha sido probado y así se declaran como:

HECHOS PROBADOS

1.- Que D. Juan Marsé aceptó ser miembro del jurado del Premio Planeta y, una vez concedido el premio a María de la Pau Janer, hizo declaraciones en contra de la obra ganadora. Más tarde, dimitió.

Que D. Juan Marsé aceptó ser miembro del jurado del Premio Planeta y, una vez concedido el premio a María de la Pau Janer, hizo declaraciones en contra de la obra ganadora. Más tarde, dimitió.
2.- Que D. Juan había ganado a su vez el mismo premio en el año 1978, con su novela La muchacha de las bragas de oro. Ítem plus: que se presentó a recoger el "preciado galardón" (y los cuatro millones de pesetas de entonces), de manos de Tarradellas, vestido con una guayabera o sahariana. Otrosí: que la Prensa nos informa de que en la fiesta de concesión del premio "hubo desfile de modelos de la casa Nina Ricci, de París, así como prendas de peletería fabricadas en España. En la línea de invierno predomina la figura marcada, en tonos negros, con accesorios de diseño atrevido". Ítem más: que el propio encargado de presentar dicha novela, Sr. Caballero Bonald, afirmó entonces piadosamente que "no es la mejor novela de Marsé".

Que D. Juan había ganado a su vez el mismo premio en el año 1978, con su novela . Ítem plus: que se presentó a recoger el (y los cuatro millones de pesetas de entonces), de manos de Tarradellas, vestido con una guayabera o sahariana. Otrosí: que la Prensa nos informa de que en la fiesta de concesión del premio "". Ítem más: que el propio encargado de presentar dicha novela, Sr. Caballero Bonald, afirmó entonces piadosamente que "".
3.- Que, como consecuencia del escándalo provocado por la actitud de D. Juan, este año la editorial Planeta decidió otorgar el siguiente ‘preciado galardón’ a un autor "con reconocido prestigio literario"

Que, como consecuencia del escándalo provocado por la actitud de D. Juan, este año la editorial Planeta decidió otorgar el siguiente ‘ a un autor ""
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Los hechos probados son constitutivos de un delito menos grave de cinismo rampante y de un delito grave de distorsión maliciosa del mercado literario. Ningún ciudadano puede ser obligado a formar parte del jurado de un premio literario. Si lo hace, es por propia voluntad, pero al hacerlo contrae (a cambio de emolumentos sustanciosos) ciertas obligaciones, tales como guardar el secreto de las deliberaciones, no hacer campaña contra el ganador, etc. No podía desconocer D. Juan el carácter amañado y comercial del premio Planeta, tanto más cuanto que él mismo lo había obtenido con una novela de muy escasa calidad literaria y en una celebración con pase de modelos. Por consiguiente, su farisaica indignación moral, como la de D. José Manuel Caballero Bonald en un sumario semejante, es indicativa de la maliciosa voluntad de enaltecer su propia imagen y eludir su responsabilidad al aceptar ser jurado de un premio de tales características; en suma, la conducta que la ley tipifica como "nadar y guardar la ropa". Su acción ha obligado, en cambio, a la editorial a premiar a un "autor de prestigio literario", en lugar de premiar una novela de calidad literaria. El caso del propio Sr. Marsé es elocuente de lo que puede suceder: La muchacha de las bragas de oro es una obra indigna de D. Juan y muy penosa para el lector, que tiene la sensación de asistir a un concierto en el que un cuarteto de cuerda con Stradivarius interpreta "Rascayú" o "Los Pajaritos": hay débiles resonancias de la calidad de D. Juan, pero por eso mismo entristece más leer una novela tan desmañada y apresurada, con personajes tan de cartón piedra y escenas eróticas sin más propósito que el éxito comercial; una novela, en fin, para usar palabras del propio D. Juan, de calidad, ya no baja, sino "a menudo subterránea". Su criminal acción ha promovido y avalado la idea de que el Planeta "recupera calidad literaria", ocultando así la realidad harto conocida: que es un premio comercial y que se busca el prestigio del autor, no la calidad de la obra.

Los hechos probados son constitutivos de un delito menos grave de cinismo rampante y de un delito grave de distorsión maliciosa del mercado literario. Ningún ciudadano puede ser obligado a formar parte del jurado de un premio literario. Si lo hace, es por propia voluntad, pero al hacerlo contrae (a cambio de emolumentos sustanciosos) ciertas obligaciones, tales como guardar el secreto de las deliberaciones, no hacer campaña contra el ganador, etc. No podía desconocer D. Juan el carácter amañado y comercial del premio Planeta, tanto más cuanto que él mismo lo había obtenido con una novela de muy escasa calidad literaria y en una celebración con pase de modelos. Por consiguiente, su farisaica indignación moral, como la de D. José Manuel Caballero Bonald en un sumario semejante, es indicativa de la maliciosa voluntad de enaltecer su propia imagen y eludir su responsabilidad al aceptar ser jurado de un premio de tales características; en suma, la conducta que la ley tipifica como "". Su acción ha obligado, en cambio, a la editorial a premiar a un "", en lugar de premiar una novela de calidad literaria. El caso del propio Sr. Marsé es elocuente de lo que puede suceder: es una obra indigna de D. Juan y muy penosa para el lector, que tiene la sensación de asistir a un concierto en el que un cuarteto de cuerda con Stradivarius interpreta "Rascayú" o "Los Pajaritos": hay débiles resonancias de la calidad de D. Juan, pero por eso mismo entristece más leer una novela tan desmañada y apresurada, con personajes tan de cartón piedra y escenas eróticas sin más propósito que el éxito comercial; una novela, en fin, para usar palabras del propio D. Juan, de calidad, ya no baja, sino "". Su criminal acción ha promovido y avalado la idea de que el Planeta "", ocultando así la realidad harto conocida: que es un premio comercial y que se busca el prestigio del autor, no la calidad de la obra.
ACUERDO
Que debo condenar y condeno a D. Juan, como autor de un delito de cinismo rampante, a la pena de volver a leer su novela La muchacha de las bragas de oro, con la accesoria de leer en voz alta los diálogos entre el tío y la sobrina:

Que debo condenar y condeno a D. Juan, como autor de un delito de cinismo rampante, a la pena de volver a leer su novela, con la accesoria de leer en voz alta los diálogos entre el tío y la sobrina:
"–Ahora vete, tío. Me voy a masturbar. –¿No vas a salir?
–Ya no.
–Pues buenas noches.
–Espera un poco…
-¿Quieres ver cómo me corro?"
–Es inútil, hija. Tengo cistitis…
–Te la voy a chupar, tío, lo voy a hacer. Tú no pienses en nada."

"
Que debo condenar y condeno a D. Juan, como autor de un delito de distorsión maliciosa del merca-do literario, a recibir el próximo año los premios con mayor dotación económica existentes en nues-tro país: el Planeta otra vez, el Ciudad de Torrevieja, el Primavera, etc., con la accesoria de realizar giras promocionales en compañía de Dª María de la Pau Janer o D. Jaime Baily, a su libre elección.

Así lo pronuncio, mando y firmo.

www.premiosliterarios.com




Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



 
     Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     Enlaces Relacionados
· Cumbres Borrascosas
· Más Acerca de Historia y curiosidades literarias
· Noticias de odin


Noticia más leída sobre Historia y curiosidades literarias:
Guillaume Apollinaire, el abanderado de los poetas modernos


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Tópicos Asociados

Historia y curiosidades literarias





El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.19 Segundos