wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 10 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4615642
impresiones desde julio 2007

 Toda obra literaria parte del sufrimiento’

Entrevistas y noticias actuales
VANGUARDIA, 5 de enero de 2007

‘Toda obra literaria parte del sufrimiento’: Guillermo Fadanelli

Por Agencias

(UNIVERSAL)

Guillermo Fadanelli (México, 1963) es uno de esos escritores que creen que la literatura debe partir de la experiencia vital, y si bien toda su obra se encuentra salpicada de momentos autobiográficos mezclados con una alta dosis de provocación, ninguna como "Educar a los Topos", su más reciente novela, editada por Anagrama, había cavado tan hondo en el pasado del escritor.

El libro cuenta la historia de un niño de nombre Guillermo que de pronto es arrojado al infierno de una escuela militarizada, ya que su padre tiene la férrea convicción de que eso hará de su vástago una mejor persona.

Fadanelli conversó sobre los motores que lo llevaron a emprender este descarnado viaje al pasado.

- Guillermo, siempre te has considerado como un escritor que parte de la experiencia vital. ¿Podrías ahondar en esa idea? -

"Yo creo que la literatura, al menos la que a mí me interesa, debe partir de la experiencia, que por supuesto es tratada y modificada por el talento literario.

Dostoievski, Revueltas, Fante y Bukowsky son escritores que se consideraron a sí mismos una enfermedad, que partían de sus experiencias, pero también de sus obsesiones, lo cual no quiere decir que la literatura debe ser una experiencia puramente biográfica".

- Resulta paradójico que la enfermedad llega a ser un impulso vital, incluso creativo... -

"Leí hace poco un ensayo de Gadamer sobre la enfermedad, y decía que la salud no existe porque la salud es el equilibrio absoluto, el olvido del cuerpo; cuando estás sano andas por ahí como si carecieras de peso. En cambio, la enfermedad te liga a la tierra. La enfermedad y el deterioro son lo único que te hace sentir vivo".

- Tu libro parece seguir la estela de otras novelas de formación como ‘La Ciudad y los Perros’ o "Las Tribulaciones del Joven Törless’... -

"Sí. La novela de formación ha sido un género que a mí me ha interesado siempre. No precisamente "La Ciudad y los Perros", pero sí otras como ‘El Lamento Eterno de Phillip Roth’ o ‘El Guardián entre el Centeno’ de Salinger. La historia de la adolescencia, del niño en la literatura, siempre me ha seducido, y no sé si me ha influido o no, pero sí creo que era inevitable que en algún momento escribiera una novela sobre mi adolescencia, que es ésta.

- ¿Resulta más difícil reconstruir y rescribir el pasado que novelar sobre la base de la pura ficción?

"Yo te podría dar una frase categórica y exagerada por supuesto, pero que creo representativa: ‘El pasado no existe’. Lo único que existe es el futuro, que además no sabremos cómo será. El pasado es difuso, nuestra memoria construye un mito, y ese mito muy pocas veces tiene que ver con la verdad. Ahora que he intentado recordar lo que pasó en aquellos años de juventud, me doy cuenta que invento, que no recuerdo muy bien lo que sucedió y que he vivido toda mi vida con tres o cuatro imágenes que forman más parte de una estructura ideológica que real. En ese caso, el pasado es mucho más misterioso que el futuro. Los hombres pueden llegar a saber más o menos de qué se van a morir, qué les depara el mañana, qué harán con los amigos, pero el pasado se convierte en una entidad completamente misteriosa, y eso lo reafirmé con este libro, donde el pasado es el personaje central".

- Das una visión bastante amarga de la familia en un país donde eso es toda una institución... -

"La novela comienza con la muerte de mi padre y termina con el funeral de mi padre y, bueno, yo no tengo hijos, espero no traer más mal al mundo; soy un hijo sin hijos, y esa orfandad cumple las expectativas fatalistas que he albergado toda mi vida. Yo creo que el deterioro constituye la dirección del tiempo y que, por lo tanto, no progresamos nunca, y menos en el arte. Yo siempre estuve muy cercano a mi familia, en la casa de mi abuela nos reuníamos todos los domingos a ver el futbol con mis tíos. Fui parte de una familia cariñosa y numerosa por muchos años. Sin embargo, quien marcó mi ánimo fue la agriedad de mi mamá. Mi madre era una persona extremadamente irónica, no toleraba el entusiasmo, siempre tenía en la punta de la lengua los comentarios más ácidos. El optimismo de mi padre sobre el progreso, los viajes, siempre era cancelado por una frase rotunda, aforística de mi madre. En el libro mi madre aparece como una mujer buena, pero es mi abuela sobre la que traslado esa esencia".

- ¿Cómo logra el escritor la distancia necesaria para que un libro de este tipo no acabe siendo un recuento de su pasado? -

"Mira, en realidad mi biografía no debe importarle a nadie, o sólo a mis hermanos o la gente que me conoce, porque no soy un futbolista famoso ni un personaje público. La biografía sólo tiene sentido si está cimentada en la literatura, es decir, tiene que ser una buena novela, no importa que no sea biográfica.

Mi vida me pertenece, mis recuerdos se quedarán conmigo, y yo desapareceré cuando esté en el ataúd. Lo que me interesa de esta novela es que la literatura someta a la biografía y cree una obra que pueda conmover al otro y que lo pueda volver parte de la novela".

- En "Educar a los Topos" la violencia aflora por todos lados, ya sea la familiar (más sicológica) o la cuartelaria (declaradamente física). ¿Cuál es peor? -

"El niño que es lanzado del seno familiar a convivir por primera vez con sus enemigos, es decir, con sus compañeros de clase, padece una violencia extrema. Nunca me sentí tan abandonado, tan sólo como cuando fui inscrito en ese internado familiar. Fue como abandonar el paraíso de la infancia, de mis primeras novias, de las tardes larguísimas en el parque centenario de la colonia Portales, cuando regresaba de la casa y mi madre me preparaba una sopa de fideos y en la tarde salía a jugar... Un día todo eso se acabó, cuando de pronto era parte de un pelotón que era parte de una compañía que era parte de una falacia militar... Esa violencia fue superior. Todo cambió, tuve que abrirme paso para defenderme como una bestia".

- Finalmente esa experiencia se volvió material literario... -

"Por supuesto, toda obra literaria debe partir del sufrimiento humano. Además, te acostumbras a todo, y en esa escuela me acostumbré y logré sobrevivir. A la postre no guardé ningún rencor. Esa experiencia desgraciada también me ayudó a convertirme en un escritor, un escritor mediano, pero un escritor".

-A pesar de que sigues siendo el escritor irreverente y provocador, se aprecia en esta novela y en tus columnas semanales un tono más reflexivo. ¿Hacia dónde se dirige tu escritura?-

"Cada vez me interesa menos escribir novela, es demasiada vanidad. Yo me siento más en mi casa en el relato, no digo cuento porque no me gusta el cuento clásico, sino el relato fragmentado donde está el ensayo, la frase biográfica, el epitafio, la ficción, la mezcla de los géneros. Y cada vez me gusta más leer filosofía, no porque pretenda escribir filosofía, sino porque me considero un amateur en el mejor sentido de la palabra: un ‘amante’. Quizás eso ha marcado un poco mi estilo, me ha llevado por nuevos caminos. No sé si seguiré escribiendo novelas, me interesa escribir libros de relatos y ensayos, pero ensayos que contengan ficción, porque el ensayo es como un Frankenstein. A mí lo que me importa es el caos, no importa si tienes una idea a priori, me interesa el fragmento, la digresión, el paseo, el vagar".




Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



Fragmentos literarios. selección de textos. Ejemplos de estilo



Fragmentos literarios. selección de textos. Ejemplos de estilo



 
     Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     Enlaces Relacionados
· poesia
· Más Acerca de Entrevistas y noticias actuales
· Noticias de heathcliff


Noticia más leída sobre Entrevistas y noticias actuales:
La poesía es prosa con música


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Tópicos Asociados

Entrevistas y noticias actuales





El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.18 Segundos