wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 11 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4575335
impresiones desde julio 2007

 No hubiera ganado el Nadal hoy

Otros textos sobre literatura
LA NUEVA ESPAÑA, 9 de enero de 2007

«No hubiera ganado el Nadal hoy; no sería buen producto de mercado»

J. C. GEA

La noche de Reyes de hace 25 años el jurado del premio «Nadal» acordaba conceder el galardón correspondiente al año 1981 a «un ama de casa asturiana, madre de cinco hijos y licenciada en Filosofía y Letras». Con estas palabras repetían los medios nacionales la semblanza de la joven firmante de «Cantiga de agüero», una desconocida en el mundo de las letras que, en puridad, acababa de dejar de serlo para los más enterados: los que ya sabían que Carmen Gómez Ojea (Gijón, 1945) acababa de recibir, once días antes en Oviedo, el premio «Tigre Juan» por «Otras mujeres y Fabia».

-¿Había caído en la efeméride?

-La verdad, no tengo memoria. Soy divina en ese aspecto. Dios no tiene memoria porque no la necesita. Yo vivo todo un continuum. Me dices «hace veinticinco años de esto»... Ah, pues bueno. Pero para mí todo es un «como decíamos ayer, como sentíamos ayer...».

-Pero seguro que recuerda cómo recibió la noticia...

-Yo había mandado la novela prácticamente a la vez que la del «Tigre Juan». Alarcos comentó en el momento del fallo, después de la apertura de la plica, que le habían preguntado de la editorial Destino, el propio Josep Vergès, quién era esta autora. No es que Vergès hubiese violado ninguna plica; es que entonces se presentaban los originales a cara descubierta. Así que como venía de Asturias, consultó a Alarcos, porque le parecía que no era precisamente una «opera prima» y quería descartar bromas o plagios. Alarcos le confirmó que yo tenía carne, sangre, pesos y medidas.

-¿Y la confirmación?

-La tuve antes del fallo, la mañana de Reyes, por un joven periodista de «La Vanguardia» al que desde la editorial le habían dicho que yo era la ganadora. Le recomendaron que no me lo diera por hecho, pero cuando un periodista te llega con estas cosas te puedes dar prácticamente por enterada. Por lo visto, a Vergès le había parecido un crío muy correcto y discreto, y como estaba empezando le quiso regalar la primicia.

-¿Y qué cambió con el «Nadal»?

-No noté ningún corte. Ya tenía mucha cosa escrita que no había publicado y había ganado algún premio menor. Como no tengo sentido del tiempo, nunca me planteaba nada con prisas. Desde pequeña he creído que todo tenía su tiempo, igual que una gestación tiene su tiempo, la flor el suyo y las estrellas el suyo. Y también lo pensaba para lo que escribía. La mandé cuando creí que era el tiempo de hacerlo.

-¿Ni siquiera lo tomó como un espaldarazo?

-No, la verdad. Soy muy autocrítica. Procuro tener claro lo que hago en cada momento, aunque todos los que nos dedicamos a esto somos Homero, dormitamos muchas veces y no siempre nos salen las cosas como quisiéramos.

-¿Y qué había querido hacer con «Cantiga de agüero»?

-Contar una historia y disfrutar contándola, jugando con el lenguaje. No es una novela de «best-seller»; más bien la paladeó esa gente que disfruta tanto con el lenguaje como con la anécdota. Por utilizar una palabra, yo soy capaz de buscar un pretexto en forma de historia para poder meterla. Cuando yo iba al colegio, sacaba palabras de mi diccionario-pulga para crear cuentos a partir de ellas. Hay veces que escribo cincuenta folios para poder utilizar cuatro palabras; pero es que me iluminan un párrafo entero.

-¿Tampoco notó cambios en la recepción de su obra?

-Hubo gente que me llamaba para hacer tesis. La novela interesó mucho a hispanistas del ámbito anglosajón y a alguna italiana. Incluso ahora hay una chica persa que está haciendo la tesis en la Universidad de Alicante.

-No da el perfil de novela para un premio comercial.

-Vergès dijo que «Cantiga» le había hecho disfrutar, le había hecho descansar; que, como editor, tenía mucho que leer por oficio y luego buscaba un libro para descansar de esa lectura y desintoxi-carse. Para él fue como un premio a sí mismo, aunque no fuese una novela comercial, obviamente.

-¿Hubiera tenido «Cantiga» el mismo destino hoy?

-No creo que hubiese ganado el «Nadal». Una novela así no sería ahora buen producto de mercado.

-Lo que sí consiguió es formar parte de una ilustre cofradía de premiadas con el «Nadal».

-«Nada», de Laforet, era una de mis novelas favoritas. La leí cuando tenía 12 años y quería ser Andrea y vivir en la calle Aribau. Además se lo concedieron en el año 45, que es en el año en el que yo nací. Y el resto las leí de adolescente y joven, y me encantaron todas: Ana María Matute, Elena Quiroga, Luisa Forrellat, que me pareció una gran novela, una planta exótica muy divertida; la de Dolores Medio, claro... Yo también quise ser una Rivero. Me sentí muy a gusto entre todas ellas.





Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



 
     Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     Enlaces Relacionados
· literalia
· Más Acerca de Otros textos sobre literatura
· Noticias de heathcliff


Noticia más leída sobre Otros textos sobre literatura:
Stevenson, Dumas y Dostoievski inmortalizaron la crueldad


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Tópicos Asociados

Otros textos sobre literatura





El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.16 Segundos