wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 9 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4735437
impresiones desde julio 2007

 El ring literario

Columnas de prensa y conferencias
LA NUEVA ESPAÑA, 10 de enero de 2007

El ring literario

JOSÉ LUIS CAMPAL FERNÁNDEZ

El gallinero literario español ha estado siempre muy revuelto y revolucionado. Y no es ésta una epidemia pasajera de nuestros días porque la propensión que demuestran nuestros escritores por las filias y las fobias, por las simpatías fingidas y las antipatías montunas, jalonan la historia de las letras hispanas desde que se descubrieron las jarchas mozárabes hasta los tiempos actuales, en los que las cargas de profundi-ad contra los disidentes o desafectos son moneda corriente y hasta deporte recomendado a la tropa por los jefes de escuadrón, que así se aseguran una prole de adoratrices lista para el sacrificio. Entre los hombres de letras se valora mucho afinar la puntería estilística para dispararle al que se sale de la fila e incordia las directrices de los que se creen infalibles. Cuando hablo de derribar al que va por libre o no se somete al dictado de la intelectualidad (sic) estoy haciendo, por supuesto, una metáfora, aunque en la guerra civil más de un escritor sí que perdió la vida de forma tan inútil como dramática, y no estoy pensando sólo en el caso del republicano García Lorca, puesto que del lado nacional también cayeron otros literatos como el magnífico poeta surrealista del 27 José María Hinojosa o el popular comediógrafo Pedro Muñoz Seca.

El mundo de las letras, externamente, se mueve azuzado por el revanchismo, como ha quedado palmariamente de relieve en el «ciclón Günter Grass», con el que la clase literaria estuvo entretenida unas cuantas semanas el verano pasado, a raíz de una confesión del Nobel germano, adelanto de su libro de memorias «Pelando la cebolla», a un rotativo berlinés sobre su pasado nazi, y que, ante la conmoción provocada en la comunidad ilustrada europea -irritada por el fingimiento llevado a cabo durante tantos lustros por el escritor, que además persiguió y censuró agriamente a los que habían colaborado con el III Reich hitleriano-, lo atribuyó a su extrema juventud, disculpa que fue desmontada por otros coetáneos suyos, quienes, ante la presión por la inminente caída del régimen nacionalsocialista al final de la II Guerra Mundial, se alistaron voluntariamente en fuerzas menos represoras y temibles que las SS, cuerpo al que Grass accedió con 17 años.

Por ahora, y que uno sepa, en nuestro país no se han dado casos así en las últimas décadas, en las que la agitación del gallinero ha venido marcada por la hipócrita intertextualidad (en cristiano, plagio puro y duro, amén de vergonzante), ejecutada por algunos renombrados miembros del gremio literario, y que ha afectado a presentadoras de televisión metidas a novelistas, a psicoterapeutas hispanoamericanos a los que se les va la mano con el «corta» y «pega» del procesador de textos informático, a ex directores de grandes instituciones culturales o a novelistas multipremiadas que hacen sus pinitos poéticos con «préstamos». También se convulsionan los círculos editoriales cuando a un consagrado o a un principiante los ponen a caldo de perejil desde los suplementos literarios de las publicaciones de mayor tirada e influjo del panorama nacional, como les sucedió, pongo por caso, a Bernardo Atxaga y a Ignacio del Valle, emergente narrador que inició su andadura hace años alzándose en alguna ocasión con el primer premio del concurso de relatos cortos de «Art Nalón Letras». A la novela «El hijo del acordeonista», del vascuence Atxaga, la puso de vuelta y media, y sin paños calientes, el crítico independiente, ajeno a cuotas de grupos mediáticos, Ignacio Echevarría desde las páginas de «Babelia-El País», y esta valentía acabó «costándole» el puesto. Al asturiano Del Valle lo zarandeó de lo lindo en «El Cultural» el docto catedrático salmantino Ricardo Senabre en una rotunda e impecable reseña que responde al ideal de «crítica higiénica y policiaca» que propugnaba Clarín y que durante varios años ha venido ejerciendo el colectivo de «La Fiera Literaria», cuya desaparición reciente habrá alegrado mucho a Almudena Grandes, Rosa Regàs o Javier Marías, por la inquina que contra sus obras nunca escondieron los demoledores analistas de esta revista, verdadera excepción en el adocenado universo español de las reseñas críticas. Muchas veces tenemos comprobado cómo los recién llegados se ponen gallitos y creen saberlo todo, cuando tienen evidentes lagunas formativas y documentales que les hacen incurrir en deslices, errores y descuidos originados por su propia impericia, como le ocurrió al ovetense Del Valle a propósito de la novela editada por Alfaguara «El tiempo de los emperadores extraños», que transcurre en los tiempos de la División Azul de voluntarios enviada por Franco para quitarse de encima las insistencias de Hitler para que España entrase en la Guerra Mundial y pagar, de ese modo, la importante contribución alemana al triunfo de los rebeldes insurgentes españoles en la nuestra del 36.
Los saraos literarios, con estos desencuentros a veces llenos de inocua naftalina blandengue, como esa manía de recuperar tertulias para exhibirse tontamente y dárselas de cultivado, son parte constitutiva y aceptada del juego. Todos andan a la greña, pero nunca llega a más la fingida trifulca. Los escritores de hace medio siglo también cultivaban este ocio, pero eran más originales. Recuerdo, por ejemplo, que dos escritores supuestamente mal avenidos (Juan Pérez Creus y Adriano del Valle) se retaron en 1953 a un combate de lucha libre para dirimir sus diferencias. Pérez Creus proclamó a la prensa antes de batirse que iba a «cargarse» a su oponte por K.O. en el quinto asalto asestándole «un puñetazo en la calva, que es su punto flaco». Lo tendría un poco difícil porque Adriano del Valle ya se había enfrentado con éxito a Camilo José Cela, en la modalidad de garrote, en el monasterio del Paular de Segovia.

Aunque eran brutalidades, a los bocazas se les quitaban las ganas de pavonearse en vano y jurar en falso.




Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque


cartelandia.com" /a> Galería gratuitas de carteles antiguos.



 
     Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     Enlaces Relacionados
· trece escalones
· Más Acerca de Columnas de prensa y conferencias
· Noticias de heathcliff


Noticia más leída sobre Columnas de prensa y conferencias:
Conferencia sobre la literatura japonesa (Jorge Luis Borges)


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Tópicos Asociados

Columnas de prensa y conferencias





El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.18 Segundos