wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 10 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4729487
impresiones desde julio 2007

 La frivolidad es la espuma de la inteligencia

Textos de crítica
LA RAZÓN, 25 de enero de 2007

«La frivolidad es la espuma de la inteligencia»
Yasmina Reza (París, 1959), después del éxito abrumador de su pieza teatral Arte, publica a finales de este mes «Ninguna parte», una obra breve de corte autobiográfico donde la autora retrocede hasta la infancia para explorar los sentimientos que existe entre los padres y los hijos o el valor que tiene la amistad para el hombre

Ángeles LÓPEZ

Cuando Yasmina Reza responde a las preguntas, se percibe que es una mujer concisa, austera, preñada de silencios y, sobre todo, que observa bien por donde van a transitar sus respuestas. Acaso porque piense que el éxito nunca se le terminará de perdonar, o bien porque se hayan dicho demasiadas cosas de ella que nunca terminan de ser ciertas.

   -Traducida a 35 idiomas, representada en medio mundo, multipremiada, estudiada en la Sorbona... Su nombre está unido a «Arte», ¿no empieza a ser un «hijo molesto»? ¿Considera que es su mejor obra?

   -No creo estar ya tan vinculada a «Arte». Mis obras se representan regularmente por todos los países, se leen y se traducen mis libros... Hoy día, soy capaz de sentirme libre con relación a esta pieza, aunque hubo un tiempo en que me bloqueé después del éxito y estuve varios años sin publicar. «Arte» tuvo tanto éxito que creó una sospecha inmediata sobre su calidad. En Francia se ha escrito mucho sobre mi obra después de «Arte». Mis comedias han sido muy atacadas, han dicho de mí que era fútil, frívola, pero, por otra parte, me estudian en la Sorbona, donde hay un ciclo Reza-Beckett de postgrado

   -Dentro de unos días publica en España «Ninguna parte», una obra breve pero con un peso atómico brutal, lleno de elipsis, silencios... En donde dice mucho, diciendo muy poco... ¿por qué la infancia? ¿por qué ha necesitado ese viaje hacia atrás?

   -Hay que tener en cuenta, para entenderlas, que esas páginas se escribieron como los que componían a «Hammerklavier» (Beethoven denominó así a su «sonata para piano número 29». Dura casi cincuenta minutos y es una sonata increíblemente extensa con un laberinto interior lleno de tensiones, que se resuelve en una explosión de tonalidades en la fuga final). Lo escribí hace más de diez años para mí, para mis niños, como archivo de instantáneas emocionales, a modo de álbum personal y sensorial... Nunca pensé en publicarlo. Si han adquirido formato de libro, ha sido sólo gracias a la feroz voluntad de mi editor.

   -Tengo la impresión de que no es narrativa, sino poesía en prosa... ¿Cómo lo ve usted?

   -Es un gran cumplido. Pero no me atrevería a afirmar eso yo misma, aunque no puedo menos que sentirme halagada.

   -También tengo la sensación de que lo ha escrito en «contra de su voluntad», como una especie de «vómito emocional»...

   -Atrévase, porque creo que tiene toda la razón. Ese es el motivo esencial por el que no se asemeja a otras obras mías...

   -¿Existe el desarraigo sin pérdida, sin nostalgia, sin drama...? Lo digo porque, a diferencia de autores como Dubravka Ugresic, que narra el desarraigo como si le amputaran un órgano, usted, en «Ninguna parte», roza lo naïf.

-Supongo que siento el desarraigo sin pérdida porque no fui yo la desarraigada. A fin de cuentas, yo nací en Francia y no tengo otros lazos territoriales. Mis padres son los verdaderos desarraigados. Los dos. Aunque, de verdad intentaron integrarse de un modo fuerte y profundo y nunca expresaron nostalgia. Yo, por mi parte, ¡«intento probarme a mí misma -como digo en mi libro- por lugares donde nunca he transitado»!

   -Hija de violinista húngara y padre descendiente de judíos huídos de la Rusia bolchevique... ¿es usted un ejemplo de antiglobalización, de comunión de razas... o de apátrida emocional?

   -Nada de eso. Rechazo estas y otras categorías. No me siento reducible a una comunidad, y, de serlo, pertenecería al de los «apartados». Cada destino es tan diferente, que resulta imposible compararlo al de los otros.

   -En sus obras se retrata la precariedad de las cosas, la fragilidad, desfilan personajes náufragos, desgarrados, melancólicos, enfrentados a un mundo que no comprenden... ¿Qué pretende usted denunciar, evidenciar o resaltar, en sus páginas?

   -Siempre me siento incómoda hablando de mi trabajo, porque anida en mí la impresión de ser un comentarista parásito de aquello que me esforcé en traducir en palabras, hasta lograr configurar un libro. No obstante, estoy de acuerdo con algunas de sus observaciones y con alguno de los adjetivos que emplea para hacerlas... Pero, no olvide que, además de todo lo dicho, en la mayoría de mis escritos también hay distancia, observación objetiva, humor... y fuerza combativa. Denunciar, no pretendo denunciar nada. No sé si es un término que se ajuste a mi obra.

   -También le obsesiona la angustia por el paso del tiempo, como a casi todos los hombres... ¿No seremos más idénticos de lo que quisiéramos?... ¿Quizá usted ha entendido esto y se ha convertido en una autora «universal»?

   -Aunque cada vida es distinta, todos compartimos las mismas obsesiones, porque hay algo que está muy claro: No somos eternos.... Y, lo más importante: del tiempo no puede protegernos nadie.

   -Todos esos temas medulares para el ser humano... en realidad ya estaban en Shakespeare y Calderón de la Barca...

   - Ellos -y algunos otros- ya lo han dicho todo, y en ciertos casos, de forma magnífica. Eso es lo que pretende un autor: intentar hacerlo como ellos, en el sentido de encontrar una forma novedosa para hacerlo.... Porque es la forma, la manera, el estilo, lo que cuenta... Cambiar el ángulo de visión, tal y como sucede con los pintores.

   -Aunque sea también narradora, ¿por qué se sirve, básicamente, del teatro como género de expresión? ¿No le encorseta?-No, en absoluto me encorseta el teatro. ¡Todo lo contrario! Lo veo más como un vehículo que como un corsé. Cuando tengo algo que expresar, camino de un género a otro, según el tema y mi intuición...

   -Parece que le gusta tanto Spinoza como Schopenhauer... ¿Para cuándo, entonces, «El trineo de Spinoza»?

   -(Risas) ¡Espere aún un poco!... ¡Deme tiempo!

   -¿Es la filosofía una buena arma para defenderse de la muerte? O es mejor la frivolidad, como defiende la psiquiatra de su novela «El trineo de Schopenhauer»?

   -Ambas lo son, la filosofía en su estilo y la frivolidad en el suyo. Pero la literatura, también lo es. Y la música... Aunque, realmente, nada nos defiende de la muerte.

   -He leído que cree en la frivolidad, porque es lo que le permite vivir. De paso, ¿me puede explicar qué entiende por frivolidad?

   -¿Se puede creer que todo el mundo me plantea la misma pregunta? Verá, la frivolidad no responde a ninguna definición posible. O se comprende, porque forma parte de uno mismo, o es absolutamente inexplicable. Pero, por aproximarnos un poco, diría que la frivolidad es, hasta cierto punto, la espuma de la inteligencia.

   -Parece que España es un país que conoce -no en vano es autora de «una pieza española», y asegura que le gusta nuestro sentido del humor-. ¿Sigue de cerca nuestra literatura?

   -Por ejemplo, le puedo citar tres escritores que leo: Eduardo Mendoza, Juan José Millás, el autor de «Carlotta Feinberg» cuyo nombre se me escapa...¡Antonio Muñoz Molina! Sí me gusta y estoy pendiente de lo que se publica en España.

   -¿Cómo va su amistad con Flotats? Lo digo porque parece que se enojó con usted porque permitió que una compañía argentina, con el actor Ricardo Darín, interpretara «Arte» en España... ¿En el fondo consideraba su obra como propia?

   -Me gustaría que le trasladara esa misma pregunta a José María.

   -Hablando de actores y autores, la relación entre ambos debe ser complicada, hecha de amor y rechazo a partes iguales. ¿El hecho de haber sido actriz, le facilita la escritura?

   -Actué entre los 18 y los 28 años y después lo dejé. De vez en cuando para divertirme hago ac-tuaciones. Pero sólo por diversión. El hecho de haber sido actriz me resulta útil a la hora de escribir, porque los autores que tienen la experiencia física del actor conocemos los límites de las palabras.

   -Usted ya no necesita a los críticos franceses para llenar un teatro... ¿Será esta la causa por la que la crítica internacional la pondera y la francesa la denosta?

   -He tenido, y tengo, muy buenas y muy malas críticas en Francia, pero no está mal que sea así, porque, con frecuencia, son lo mismo y sólo existe una variación que es el paso del tiempo... Y me parece algo normal.

   ¿Qué prepara en estos momentos? ¿Se prepara para volver a subir a las tablas...?

   -No se lo tome como algo personal, de veras, pero es que jamás, jamás hablo de un trabajo en curso. Pero gracias por interesarse.

www.premiosliterarios.com




Fragmentos literarios. selección de textos. Ejemplos de estilo



Fragmentos literarios. selección de textos. Ejemplos de estilo


cartelandia.com" /a> Galería gratuitas de carteles antiguos.



 
     Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     Enlaces Relacionados
· Literalia
· Más Acerca de Textos de crítica
· Noticias de heathcliff


Noticia más leída sobre Textos de crítica:
RESEÑA DEL LIBRO: NUEVA POESÍA HISPANOAMERICANA


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Tópicos Asociados

Textos de crítica





El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.20 Segundos