wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 9 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4732907
impresiones desde julio 2007

 Los premios, el anzuelo de las editoriales

Boletines informativos de premiosliterar
MILENIO, 12 de febrero de 2007

Los premios, el anzuelo de las editoriales
En busca de más público y de firmar autores de reputación o jóvenes promesas, la industria editorial mexicana organiza alrededor de 25 galardones literarios. El objetivo son las ventas y el prestigio; los resultados, inciertos

No hay premio literario que no cause polémicas. Pero quizá la más interesante de entre ellas sea la de la utilidad de los galardones y su impacto en los hipotéticos lectores de los libros premiados, algo que para escritores y editores no queda precisamente muy claro.

Unos premios persiguen atrapar a los escritores reconocidos a base de fuertes cantidades de dinero o de hallar una historia popular, que logre despertar el interés de miles de lectores, mientras otros ofrecen menos dinero y pueden darse el lujo de rechazar aquello que no entre en sus cánones.

De acuerdo con el escritor y editor Sealtiel Alatriste, quien estuvo muy cerca de la creación del Premio Internacional Alfaguara de Novela, resulta indiscutible que los galardones se han convertido en un dictaminador fundamental para los lectores de nuestro tiempo: "Acceder al mercado desde la editorial no es fácil: son lectores dispersos, no atienden a marcas. Eso ha ocasionado que haya demasiados premios literarios, que compiten por ese mercado con diversas cantidades. Pero es imposible que se escriban tantas buenas novelas".

Para el editor Felipe Garrido es natural que, de pronto, se den algunos ajustes entre las fuerzas que están en juego en un concurso literario: "Que a un premio no lleguen sino obras de nivel medio y bajo me parece un efecto de su abundancia, pero el remedio no es quitar concursos, sino que los escritores tomen conciencia y trabajen más".

En México se pueden encontrar alrededor de 25 premios literarios, que abarcan todos los géneros: desde el ensayo, la narrativa, el cuento o la poesía, hasta la dramaturgia o la literatura infantil y juvenil, en algunos casos para obra inédita y en otros para ya publicada: las convocadas por instituciones culturales y las de las casas editoras.

El director de Siglo XXI Editores, el poeta Jaime Labastida, recuerda que los premios siempre pueden ser un estímulo para los escritores, sobre todo porque quien lo gana siente sobre sí o sobre su obra los reflectores: "Es evidente que esto no significa que la obra tenga una alta calidad".

Marisol Schulz, directora de Alfaguara México, cuenta que una de las características del galardón otorgado por el sello es que son autores que han logrado traspasar las fronteras de su nacionalidad, "no sólo es un tema basado en lo comercial, sino se buscan autores que rompan las barreras de lo local en términos literarios".

Felipe Garrido insiste en que los galardones forman parte de las muchas maneras en que un escritor se gana la vida, quizá por ello hace muchos años se hablaba del peligro que podía significar su existencia. "No veo absolutamente ningún peligro. El único que sucede, si los concursos rebasan la capacidad de producir de los escritores, de pronto vemos baches, etapas en que la calidad promedio desciende, pero eso es totalmente pasajero".

Sin embargo, sí existe la coincidencia de que cada premio reconoce a una forma literaria en particular, lo que no siempre está vinculado con la calidad literaria, como asegura Sealtiel Alatriste, porque si un galardón ofrece una recompensa de 200 mil dólares, "seguro tiene una consideración de mercado, porque no van a pagar tanto para no vender una novela. Pensamos que la razón es premiar la calidad literaria y no necesariamente, eso ha cambiado".

En México, recuerda Jaime Labastida, existen muchos premios, lo que no necesariamente se traduce en el desarrollo de la calidad de la obra. De alguna manera, sabe que se trata de una apuesta comercial, aun cuando parezca que no hay mercado para tantos reconocimientos.

A decir de Ignacio Padilla, quien hace unos días obtuvo el Premio Mazatlán de Novela Publicada por La gruta del Toscazo, Miguel de Cervantes Saavedra ya escribía acerca de la ellos como un reconocimiento necesario dentro de esta labor tan ardua y en apariencia tan solitaria, que es la de la escritura. "Finalmente es la manifestación grata de que la literatura se hace entre muchas personas y de que produce algún tipo de comunión, algún tipo de empatía entre algunos lectores, el autor y el propio libro". Al final, asegura Marisol Schulz, los premios son "una herramienta fundamental para dar a conocer a ciertos autores", sobre todo cuando publican su primera obra, "pero no son indispensables en la vida literaria".

Un volado entre la honestidad y el éxito
No se puede generalizar. Hay premios honestos y existen otros que tienen muchos intereses implícitos", señala Ruth Darnell, directora de la filial nacional de Editorial Almuzara, sello español con sede en Guadalajara. Desde su perspectiva, los premios que lanzan las editoriales comerciales, como Planeta o Alfaguara, "privilegian mucho a sus autores, resulta curioso que siempre ganen sus autores. Es lógico que las editoriales comerciales van a premiar el libro que va a vender". En la actualidad Almuzara promueve dos premios: uno a novela de viajes y uno más para novela negra. El objetivo de ambos concursos, agrega Darnell, es "hacernos de nuevos autores, porque una de las premisas de la editorial es publicar a nuevos escritores", más allá del éxito de ventas que pudieran representar los volúmenes ganadores.

El escritor Luis Felipe Lomelí apunta que muchas veces los premios sí galardonan "al menos peor", sin embargo, coincide en el hecho de que no se puede generalizar. Como ejemplo, cita la primera edición del Premio Tusquets de Novela 2005, "que fue declarado desierto porque el jurado no encontró un trabajo digno de ganar". David Izazaga, quien estuvo al frente del Premio Nacional de Cuento Juan José Arreola, señala que es "peligroso" tomar los premios como referentes porque "muchos escritores no concursan y escriben bien. Pero para las editoriales es más cómodo publicar al ‘ganador del concurso nacional...’". Izazaga Márquez, que también ha fungido como jurado, señala que, además, "hay escritores que se dedican a cazar concursos, es su estilo de vida y a veces se convierte en una obsesión. Tratan de conocer al jurado para, en función de eso, escribir o decidir qué van a mandar".


www.premiosliterarios.com




Fragmentos literarios. selección de textos. Ejemplos de estilo



Fragmentos literarios. selección de textos. Ejemplos de estilo


cartelandia.com" /a> Galería gratuitas de carteles antiguos.



 
     Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     Enlaces Relacionados
· premiosliterarios
· Más Acerca de Boletines informativos de premiosliterar
· Noticias de heathcliff


Noticia más leída sobre Boletines informativos de premiosliterar:
la literatura post boom latinoamericano


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Tópicos Asociados

Boletines informativos de premiosliterar





El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.18 Segundos