wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 8 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4732602
impresiones desde julio 2007

 Negros literarios

Entrevistas y noticias actuales
Creadores invisibles

Recurrir a 'negros' es uno de los capítulos más oscuros de la literatura. Cuesta probarlo, pero la presencia de personas que escriben por cuenta de otros es real. Un editor, un autor y un profesor hablan sobre ello

TEXTO: DAVID GALLEGO / ILUSTRACIÓN: ENCARNI HINOJOSA /

Cuenta la leyenda que una tarde en que Alejandro Dumas iba paseando por París se encontró con su hijo, del mismo nombre y también escritor. El padre le preguntó si había leído su última novela. «Sí, ya la he leído. ¿Y tú?», dicen que fue la respuesta. Y es que de todos los autores que han alcanzado cierta fama, el popular literato francés, responsable de obras como Los tres mosqueteros o El conde de Montecristo, es de los que más se sospecha que utilizó negros, es decir, personas que trabajaban para él escribiendo parte de sus novelas.

Colaboradores entre los que se suele citar a Auguste Maquet, del que se dice que pudo ser quien ideara buena parte de la historia de los mosqueteros, o incluso a un joven Julio Verne en los inicios de su carrera. Pero también se acepta que Alejandro Dumas revisaba y rehacía todo lo que se firmaba bajo su nombre. La frontera entre negro y colaborador es difusa.

Su caso puede ser el más llamativo, por su profusa creación, pero no es el único. Se trata de un mundo oculto del que se habla poco, pero que todos saben que existe. «Cuando un escritor ha sacado cientos de novelas a lo largo de su vida o cuando es capaz de publicar dos al año, se empieza a sospechar», explica el profesor de Literatura de la Universidad de Salamanca Germán Labrador, que señala que hay «una gran leyenda negra» en torno a los escritores más prolíficos, como Galdós, Cela o el propio Dumas. «Pero es un fenómeno que existe desde antes que la propia palabra», considera.

Esclavos ocultos
No en vano, el propio Jorge Luis Borges solía decir que Homero, más que un escritor, «era una escuela de poetas», es decir, que había que distinguir entre autores «explícitos e implícitos». Buena parte de la Ilíada y la Odisea proviene en realidad de múltiples tradiciones orales que se recitaban de ciudad en ciudad. «El concepto de autor no era entonces el mismo que ahora», explica Labrador, para quien la influencia de las tradiciones era muy común en la antigüedad.

No en vano, el propio Jorge Luis Borges solía decir que Homero, más que un escritor, «era una escuela de poetas», es decir, que había que distinguir entre autores «explícitos e implícitos». Buena parte de la Ilíada y la Odisea proviene en realidad de múltiples tradiciones orales que se recitaban de ciudad en ciudad. «El concepto de autor no era entonces el mismo que ahora», explica Labrador, para quien la influencia de las tradiciones era muy común en la antigüedad.
Por su parte, el editor y crítico literario José Esteban sostiene que hay indicios de que algunos escri-tores de la antigua Roma clásica utilizaban ya esclavos cultos para realizar poemas y obras de teatro que luego presentaban como suyas. «Sobre todo en la época de la decadencia del imperio», apostilla Esteban, que, tras estudiar este fenómeno, advierte de que no es algo que «angustie a la crítica».

Pero más allá de estos antecedentes, el profesor Germán Labrador observa que el origen de esta práctica tal y como se la conoce hoy, viene dada por el sistema capitalista, cuando los libros comenzaron a tratarse como una mercancía más y empezó a exigirse a los literatos un ritmo de producción elevado, que satisficiera las exigencias de los editores.

La presión
«La presión puede llegar a ser muy elevada, aunque un recurso como ése no se justifica en ningún caso», comenta el escritor Jose Carlos Somoza, autor de varias novelas, y buen conocedor de los entresijos de las editoriales. Según indica, puede ocurrir que un literato de éxito pase por un bache creativo y acabe contratando a escritores para hacer frente a sus compromisos editoriales. Una tesitura en la que él mismo no se ha llegado a encontrar, pero que ve comprensible hasta cierto punto.

«La presión puede llegar a ser muy elevada, aunque un recurso como ése no se justifica en ningún caso», comenta el escritor Jose Carlos Somoza, autor de varias novelas, y buen conocedor de los entresijos de las editoriales. Según indica, puede ocurrir que un literato de éxito pase por un bache creativo y acabe contratando a escritores para hacer frente a sus compromisos editoriales. Una tesitura en la que él mismo no se ha llegado a encontrar, pero que ve comprensible hasta cierto punto.
Pero, además de este tipo de colaboraciones eventuales, por exigencias, también hay un segundo tipo de escritor dispuesto a utilizar los servicios de un colaborador. Son aquellos personajes célebres que no tienen el talento suficiente para escribir, pero desean publicar un libro de memorias o sobre cualquier otro tema. «Es lógico que alguien que no tiene los recursos para escribir con calidad recurra a contratar un escritor», opina José Carlos Somoza.

A su juicio, este fenómeno no será determinante para la creación artística. «La literatura no se resentirá nunca por estas prácticas; una buena obra siempre será una buena obra, da igual quien la haya escrito realmente», sentencia Somoza, que entiende que el problema no está en el prestigio. «Al fin y al cabo, no estamos mejor considerados que un futbolista», ironiza.

A lo largo de la Historia se han dado muchos casos relacionados con esta práctica. Así, Fernández y González, un creador de folletines del siglo XIX, reconocía abiertamente que utilizaba negros, según precisa el editor José Esteban, entre los que se mencionaba a Blasco Ibáñez. «Este escritor decía que el negro no debía ser ni muy bueno, porque no estaría contento con el pago, ni muy malo, porque entonces no merecería la pena», advierte.

Anarquista y 'negro'
Otro ejemplo curioso que menciona Esteban es el del escritor Pedro Luis de Gálvez, famoso anarquista malagueño que ocultó en su casa de Madrid a su colega Ricardo León, también de Málaga y de tendencia conservadora, durante la Guerra Civil. Según relata el editor, Gálvez pudo haber sido el auténtico autor de algunas obras de León, lo que se notaría precisamente en la ideología, tan radicalmente opuesta.

Otro ejemplo curioso que menciona Esteban es el del escritor Pedro Luis de Gálvez, famoso anarquista malagueño que ocultó en su casa de Madrid a su colega Ricardo León, también de Málaga y de tendencia conservadora, durante la Guerra Civil. Según relata el editor, Gálvez pudo haber sido el auténtico autor de algunas obras de León, lo que se notaría precisamente en la ideología, tan radicalmente opuesta.
Después de la contienda surge otra historia con mimbres surrealistas. Como recuerda José Esteban, el escritor Cándido reconoció haber realizado en 1956 un libro de biografías, en buena parte inventadas, de mártires de la Guerra Civil que debía ir firmada por fray Justo Pérez de Urbel. En la posguerra, un encargo tan bien pagado y relativamente tan fácil no podía eludirse a la ligera.

El tema de la autoría de una obra es algo que tiene mucho que ver con la «mitificación de la figura del escritor», apunta Germán Labrador, que explica que en muchos casos es común que se venda más por la figura del creador que por la misma calidad de la obra.

«En la actualidad el concepto de autor está en crisis», sentencia este profesor que cita conceptos como la licencia Copyleft: textos a disposición de todos. «Pero nuestra mitología de los escritores nos impide renunciar a la originalidad», añade. En su opinión, «la autoría tiene que ver con el genio. Y el negro cuestiona esa genialidad».


Noticia relacionada: Varias páginas web ofrecen un servicio para escribir por encargo y anónimamente cualquier obra

D. GALLEGO / R. CORTÉS/MÁLAGA

Cualquier cosa. Sea lo que sea. Desde una novela hasta un sesudo ensayo histórico, una tesis doctoral, un libro de memorias o unos votos de fidelidad para recitarlos en la boda. Para todos estos temas, varias páginas de Internet ofrecen el servicio de negro literario. Es decir, el de escribir cualquier tipo de obra y poner el texto a disposición del cliente para que lo use a su propia discreción, incluso firmarlo como propio.

Algo que, más allá del primer impacto, es cierto. Al menos en lo que a la génesis y al planteamiento de la obra se refiere. La mayoría de las veces, se trata únicamente de dar forma a una idea, ya que es requisito fundamental facilitar a la empresa una explicación lo más detallada posible de lo que se quiere. Pero no siempre es así. En algunos casos, como el de la web Escribimos -www.escribimos.com-, ellos mismos proponen realizar el trabajo de investigación y documentación «en contacto permanente con nuestros clientes». Y en otros casos, como el de Redactando -www.redactando.com-, el servicio se configura más como un asesoramiento en la escritura -con corrección de estilo incluida-.

Pero lo más normal es que el escritor dé una idea precisa del proyecto. «El autor nos proporciona todo el material, incluyendo la documentación, siempre de forma digital, y unas directrices y nos ponemos a ello», explica Juan Manuel Larumbe, de la web Premura, -www.premura.com- una de las pocas que habla abiertamente de escritores negros.

Esta página web incluso se compromete a imitar el estilo del interesado. «Siempre es mejor con un primer borrador por parte del cliente, así vemos escrita su propia voz», señala Larumbe.

Encargar una novela supera los 6.000 euros, y la empresa renuncia a los derechos de autor mediante un contrato por un periodo de décadas. El autor podría incluso presentarla a un concurso, por poco ética que esta posibilidad pueda parecer. «Nosotros no tenemos nada que ver una vez que la obra es entregada al autor o la editorial», puntualiza Larumbe, que sí reconoce que en alguna ocasión se ha negado a escribir sobre algún tema.

Fenómeno extendido
Pero éste no es un fenómeno nuevo. Algunas empresas, como la página Hi tech Export -www.hitechexport.com/spanish-, llevan funcionando desde 1992. Ésta proviene del ámbito anglosajón, en el que este tipo de negocio, como suele ocurrir con todo lo relacionado con Internet, se encuentra más desarrollado.

Pero éste no es un fenómeno nuevo. Algunas empresas, como la página Hi tech Export -www.hitechexport.com/spanish-, llevan funcionando desde 1992. Ésta proviene del ámbito anglosajón, en el que este tipo de negocio, como suele ocurrir con todo lo relacionado con Internet, se encuentra más desarrollado.
Algunas compañías incluso alardean del éxito que alcanzan sus libros. Es el caso de la norteamericana The Penn Group, que afirma en su página web que novelas salidas de la pluma de sus negros han acabado publicadas en prestigiosas editoriales, como Penguin, Collins o Random House. En inglés, se les conoce como escritores fantasma (ghost writers) y allí el negocio por la red llega a discursos, conferencias, y votos nupciales. De hecho, la californiana Ghostwriter central -www.ghostwords.com- ofrece los votos en 24 horas.





Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



Fragmentos literarios. selección de textos. Ejemplos de estilo



Fragmentos literarios. selección de textos. Ejemplos de estilo



 
     Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     Enlaces Relacionados
· poesia
· Más Acerca de Entrevistas y noticias actuales
· Noticias de heathcliff


Noticia más leída sobre Entrevistas y noticias actuales:
La poesía es prosa con música


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Tópicos Asociados

Historia y curiosidades literarias





El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.21 Segundos