wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 15 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4808841
impresiones desde julio 2007

 Guido Eytel: "Escribir para salvarse

Entrevistas y noticias actuales
EL DIARIO AUSTRAL, 9 de abril de 2006

Guido Eytel: "Escribir para salvarse"

Autor de "Puestos Varios" habla desde su trinchera en Temuco.

Por Eduardo Henríquez

En diciembre de 2005 el escritor temuquense Guido Eytel dijo otra vez ¡presente! Su cuarto libro salió de imprenta, pero curiosamente fue frenado, a propósito, para recién a partir de abril de 2006 llegar hasta las estanterías y manos de los lectores. Con la misma capacidad entrañable que tiene para conversar ofrece por estos días una lectura entretenida, cercana y generadora de identificación a través de los 14 cuentos que dan cuerpo a "Puestos Varios", su primera compilación de cuentos, que tiene obviamente su propio cuento.

Sentado en el living de su casa, con la comodidad de ser el anfitrión, este narrador por excelencia reveló algunos detalles del libro publicado por RIL Editores, que estratégicamente comienza a tener tiraje después del período veraniego y la llamada "marzitis", y tuvo la gentileza de confesar algunos pormenores del ser escritor.

BUENO PARA CORREGIR

- En alguna oportunidad mencionaste que guardabas algunos cuentos entre tus cosas y que algún día sacarías a la luz ¿Esos son los que editaste ahora?

Son cuentos que escribí a lo largo de toda la vida de escritor, en distintas etapas y la mayoría de ellos tiene premios en concursos, pero no había tenido la oportunidad de publicarlos. Yo soy del tipo que no se mueve mucho y el que me ayudó en esto fue Bernardo Reyes (escritor temuquense, hoy residente en Santiago). El año pasado, me contó que era amigo de la gente de RIL. Antes se lo había pasado a otra editorial pero me dijeron que cambiara uno o dos cuentos y les dije no, "ése es mi libro y no lo cambio". Así que gracias a Bernardo el libro se publicó.

- ¿Te consideras un escritor pausado o eres más bien prolífero?

-Prolífero no. Yo escribo siempre, pero soy quizás demasiado bueno para corregir, le voy dando vueltas y vueltas al asunto.

- ¿Tal vez es un defecto producto de tus oficios en talleres literarios?

-No creo que sea por eso. Pienso que el escritor tiene que corregir para que el lector no sufra tanto. En alguna parte esto de escribir es muy artesanal, tienes que lijar, ir limando las asperezas. Y ese trabajo tiene que dárselo uno.

- ¿Cómo sientes estos catorce cuentos venidos de distintos tiempos tuyos?

Yo sabía que en algún momento los tenía que publicar, y estos - digo yo - son los que han sobrevivido porque hay muchos otros que no han pasado mi propia crítica y los he desechado (...) Antes los quemaba, ahora aprieto la tecla "delete".

PERDEDORES

- En tu propio libro mencionas que no hay un denominador común entre tus cuentos, pero se ha descubierto una coincidencia. Son cuentos acerca de "perdedores". ¿Concuerdas con la idea?

Eso lo han comentado los críticos. Yo estoy de acuerdo hasta cierto punto. Creo que esta sociedad los perdedores somos la mayoría y ese modelo de éxito que nos pintan es un modelo que detesto. Es decir, el tipo exitoso, con dinero, ordenado, montón de minas, buen auto, triunfador de los negocios no es para mí un modelo a seguir. Yo estoy con los otros. Y ese modelo te lo pintan como lo que uno tiene que hacer, como si eso representara la felicidad.

- Y ¿cómo son tus perdedores?

He estado pensando, revisando los cuentos ahora y los perdedores que aparecen lo que no pierden nunca es la dignidad, pueden perder un montón de cosas, pero son hasta el último dignos. Por ejemplo, hay un boxeador al que le va muy bien. Después que se retira - como muchos boxeadores - va para abajo y termina vendiendo helados en la carretera. Un día ve un automovilista que trata mal a la mujer y se enfrenta al tipo y le pega. Ese tipo demuestra que ha perdido muchas cosas, pero la dignidad no.

-¿Quiénes son estos "loser"?

Bueno, hay boxeadores, un poeta que se suicida, un profesor de pueblo chico que lo matan por denunciar el comercio clandestino de alcohol. Este último lo saqué de la noticia de un diario y fue muy curioso lo que sucedió después (...) la viuda fue candidata a regidora y salió elegida. Esto ocurrió por el año 68 y no los conocí.

-¿Son personajes de esta zona?

No necesariamente. No hay un espacio nombrado, pero podría ocurrir en cualquier ciudad más o menos pequeña. Un crítico dijo que eran libros de pueblo chico, de campo y no le gustó por eso. Pienso que la literatura no es una cuestión demográfica. Sea de pueblo grande o chico eso no importa.

-¿La temporalidad tampoco importa en tus cuentos?

-No, pero yo diría que todo se sitúa a finales del siglo XX.

-Siglo del que la mayoría de los chilenos nos sentimos parte (...)

-Claro. Cuando uno escucha siglo XXI siempre piensa en el futuro, no es ahora, es mañana.

SALVARSE

-Hasta ahora se te conocía como autor de novelas. ¿Qué podrías decir de esta suerte de debut editorial en el cuento?, ¿te sientes más cómodo en este género?

Algunos amigos escritores dicen que sí, pero a mí me parece distinta la cosa. Yo escribo poesía, novela y cuento, y creo que son distintos momentos, sólo distintos vehículos.

-A estas alturas ¿qué dirías acerca de por qué escribes?

-Ahora, porque no sé hacer otra cosa. Esa pregunta uno se la está haciendo durante toda la carrera y hay respuestas que se va dando a través de la vida, por ejemplo, escribir para salvarse.

-¿Salvarse de qué? y ¿cómo?

-No es una salvación cristiana, no me refiero a eso, aunque tiene similitudes. De alguna manera es la justificación en la tierra de tu ser. Yo me justifico en la vida por lo que escribo. Pero hay otras cosas también. Escribo, de alguna forma, para conocer. Cuando hay cosas que no entiendes, escribes y a través de la imaginación creadora vas teniendo otra forma de conocimiento (...) No basta la manera científica u objetiva de conocer. En la literatura te metes más como de corazón y de hecho se produce una empatía con los personajes que hace que llegues a entender a un tipo como un vagabundo, un "outsider" que está mal de la cabeza y que tiene un acto de necrofilia en uno de los cuentos; te metes dentro de ese personaje y lo entiendes más en su conducta, su pensamiento y su lenguaje. De esa manera creo que uno conoce más. 

-Por estas razones, por tu experiencia, ¿dirías que la literatura es una tribuna más libre?

-No tanto como tribuna, porque es una tribuna donde no hay espectadores, o muy pocos. Es decir, hay muy poca gente que lee, pero, de hecho, la libertad al escribir es absoluta. O sea, tienes que partir bajo esa premisa. La libertad al sentarte a escribir debe ser absoluta no puede haber ninguna cosa que te limite esa libertad. Te puede limitar el mercado en el hecho de pensar qué va a ser bueno o malo, pero yo creo que si uno quiere ser un verdadero escritor no debe limitarse y menos pensar si esto va a gustar a la crítica o a la editorial.

-Acudiendo al concepto de salvación que mencionas, ¿este libro también vendría a ser un elemento de salvación para el lector?

-Sí. De hecho, a raíz de una entrevista anterior me han escrito varias personas que me dicen "nosotros también estamos del lado de los perdedores". Es decir, los lectores se han sentido identificados. Y fíjate que el nombre del libro, "Puestos Varios", tiene mucho que ver con todo esto. Se trata del almacén de barrio, otro "personaje" cotidiano que te salva. Fue frente al poder de los supermercados y las tarjetas de crédito estos puestos son los que te prestan el envase y los que fían, te salvan el día.

-Ahora ¿qué tienes entre manos?

-Estoy escribiendo una novela hace dos o tres años. Hace algunos días me acosté y empecé a pensar que me estaba costando mucho, y dije hay que empezar de nuevo. Llevaba 190 carillas escritas.

-¿Así de drástico?

-Así tiene que hacerse.




Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



 
     Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     Enlaces Relacionados
· poesia
· Más Acerca de Entrevistas y noticias actuales
· Noticias de heathcliff


Noticia más leída sobre Entrevistas y noticias actuales:
La poesía es prosa con música


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible






El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.23 Segundos