wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 13 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4612192
impresiones desde julio 2007

 Andrés Carranque de Ríos, el epígono pobre de la Edad de Plata

Historia y curiosidades literarias
JAVIER MEMBA

Si hubiera que asignar un lugar a Andrés Carranque de Ríos en la historia de la literatura española, ese sería, sin duda alguna, el de epígono pobre de la Edad de Plata.  Nacido el mismo año que Alberti y Cernuda -sólo cuatro después que García Lorca y Aleixandre-, Carranque de Ríos (Madrid, 1902-1936) no pisó ni por asomo la Residencia de Estudiantes.

Siendo como era un paria al gusto de los señoritos, que desde las confortables aulas de tan docta casa quisieron redimir al proletariado con esa revolución soviética que descubrieron desde el surrealismo, a Carranque de los Ríos le fue negado hasta ese dudoso mérito de no ser más que un seguidor de los exquisitos, uno más de los quisieron renovar la ética con el mismo ímpetu que García Lorca y su capilla -como dice José Luis Fortea- impulsaron la nueva estética Así pues, ya que parece ser inevitable que puestos a hablar de los pobres que escribieron a la zaga de los grandes del 27 se cite única y exclusivamente a Ramón J.  Sender y Arturo Barea, el gran Andrés Garranque de Ríos ocupa un lugar privilegiado en nuestra nómina de malditos.

De familia miserable

Primogénito de una familia miserable afincada en El Rastro madrileño, el futuro escritor desempeñó los más variados oficios: modelo de la Escuela de Bellas Artes, aprendiz de carpintero, descargador de muelles, mendigo en Amberes y París, periodista y extra en diversas producciones cinematográficas.  Precisamente sería durante el rodaje de una adaptación a la pantalla de 'Zacalaín el aventurero' donde Andrés Carranque de Ríos conocería a Pío Baroja.  Interesado el novelista vasco en su triste colega madrileño, le prologa su primera novela; 'Uno' (1934).  En dicha introducción, Baroja escribe: "Carranque de Ríos es un hombre un tanto fantástico y de aficiones vagabundas.  Su ideal sería vivir errante, hoy aquí, mañana allí, sin parar en ningún pueblo o aldea más que unos días o unas horas.  Para alguno de sus compañeros, Carranque es un golfante.  Yo creo que en tal caso a Carranque se le puede llamar mejor un supergolfante (...). Cuando se alcanza este grado de errantismo y de vagabundez ya no se asombra uno de sí mismo, a estilo de poeta decadente, por haber estado en la taberna, en el cafetín o en el cementerio".

Con anterioridad a que Baroja le prologara su primera novela, Carranque de Ríos había dado a la estampa un libro de poemas -'Nómada' (1923)- y varios cuentos aparecidos en la prensa de la época.  Ninguna de estas publicaciones le salvará de la prisión cuando es confinado en ella a consecuencia de la fundación del grupo anarquista Spartacus.  "He recorrido muchas cárceles", afirma el protagonista de 'Uno' en una clara alusión autobiográfica del autor.

"Gustosa lectura"

Sin llegar nunca a liberar a los esclavos, pero avalado por el aplauso que la crítica dispensa a 'Uno' nuestro escritor sigue publicando ficciones que obedecen a un único fin: la reproducción brutal de la realidad.  Así aparecen 'La vida difícil' (1935) y 'Cinematógrafo' (1936), su obra maestra.

Calificada por Antonio Muñoz Molina en un prólogo que dedicara a una de sus últimas ediciones como “una novela que guarda muchas posibilidades de gustosa lectura para quien se decide a transitar galdosiana o barojianamente por los lugares y las vidas que retrata”, “Cinematógrafo” viene a dar noticia de cómo la incipiente industria del cine español es pasto de un puñado de explotadores, vividores y sinvergüenzas sin escrúpulos siempre prestos a defraudar los anhelos artísticos de los más desdichados.  El cine, en fin, sólo es una disculpa para retratar el Madrid anterior a la guerra.  Meses después de su publicación, mientras la capital sufre uno de sus primeros bombardeos, Andrés Carranque de Ríos muere a consecuencia del cáncer que padece.  La obra que deja tras de sí, siempre crítica con el orden establecido, es uno de los mejores testimonios de su época.




Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



Fragmentos literarios. selección de textos. Ejemplos de estilo



Fragmentos literarios. selección de textos. Ejemplos de estilo



 
     Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     Enlaces Relacionados
· Cumbres Borrascosas
· Más Acerca de Historia y curiosidades literarias
· Noticias de heathcliff


Noticia más leída sobre Historia y curiosidades literarias:
Guillaume Apollinaire, el abanderado de los poetas modernos


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible






El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.19 Segundos