wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 16 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4488950
impresiones desde julio 2007

 Blaise Cendrards, el favorito de Henry Miller

Historia y curiosidades literarias 

JAVIER MEMBA

"Cendrards consiguió transmitirme un mundo de información con la misma calidez y ternura que rezuman sus libros. Como la tierra misma bajo nuestros pies, sus pensamientos llegaban acribillados por toda suerte de parajes subterráneos", apunta acerca de Blaise Cendrards Henry Miller en "Los libros en mi vida". Es Cendrards, junto con el hoy injustamente menospreciado Henry Rider Haggard, el gran favorito del autor de los "Trópicos". Ahora bien, si el interés por el segundo se remonta a las lecturas de infancia, en cuanto al Blaise no podemos decir lo mismo. Sí señor, como el mismo Miller escribe en el emotivo capítulo dedicado a él, el que hoy proponemos fue uno de los grandes amigos del norteamericano en la capital francesa: "Cendrards fue el primer escritor que se dignó mirarme durante mi estancia en París (1930-1939) y el último hombre al que vi al abandonar esa ciudad". ¿Quién era?, podemos y debemos preguntarnos un autor tan influyente para Henry Miller como desconocido para el lector de hoy.

Frédéric Louis Sauser, Blaise Cendrards era el "nom de plume", nació el 1 de septiembre de 1887 en La Chaux-de-Fonds (Suiza). Hijo de un suizo y una francesa, dicha condición imbuiría en él un cosmopolitismo que, manifestado en una insaciable ansia viajera, le acompañaría hasta la vejez. Por si esa mezcla de sangres en sus venas no hubiera sido bastante, sus padres le inculcaron la afición a los nuevos horizontes en los viajes que realizaron con él cuando apenas contaba nueve años. A tan temprana edad, ni Egipto ni Italia eran desconocidos para el futuro escritor. Así las cosas, nada más lógico que su escaso interés por el colegio. Mal alumno incluso en el estricto liceo alemán en el que fuera internado para entrar en vereda, a los quince años el joven Frédéric Louis parte para Asia en compañía de un traficante en piedras preciosas. Apenas ha cumplido los 17 cuando aprende ruso merced a los incesantes viajes que hace a lo largo y ancho de todo el país.

Entregado a la bohemia

Otra vez en Suiza, estudia Medicina y Filosofía en Berna durante dos años (1908-1909). Pero lo suyo es viajar. Tras nuevos peregrinajes por la vieja Europa, da a la estampa sus primeras obras, ni que decir tiene que inspiradas en sus periplos, en el Nueva York de 1912. A decir de los expertos, aquellas colecciones de versos -"La légende de l’or gris et du silence" e "Hic, Haec, Hoc, Pascuas en Nueva York"-, pues eso son las primeras publicaciones de Blaise, no tienen más interés que el que les confiere ser un precedente de la poesía de Apollinaire.

Fuera como fuese, Cendrards se instala en París en 1912. Son aquellos los días en que las vanguardias hacen furor y nuestro autor se entrega por completo a la bohemia que generan dichos movimientos estéticos. Aquellas alegres noches parisinas se verán truncadas de pronto por el estallido de la Primera Guerra Mundial. Nuestro escritor, hombre de acción y por ello pionero de esa ética y estética del combate que tanto fascinará en la inmediata postguerra a Drieu La Rochelle y Céline, se alista en la Legión Extranjera. Combatiendo con su bandera Champagne, pierde el antebrazo derecho. Será entonces, privado -por así decirlo, ya que su minusvalía nunca le amedrentó- cuando el gran escritor se ponga en marcha. De su copiosa bibliografía a partir de entonces, nos limitaremos a dar cuenta de la traducida y publicada a este lado de los Pirineos. En 1918 ven la luz su "Yo he matado", al que seguirán "Diecinueve poemas elásticos" (1919).

El registro narrativo

Nacionalizado francés en 1926, el gran Blaise escribe guiones para la pantalla y ballets -música incluida- para la escena. Pero su verdadero registro se encuentra en la narrativa. De su experiencia como corresponsal de la prensa parisina en Brasil nacen "El Oro" (1925), "Moravagine" (1926), "Cuentos de negros para los niños de los blancos" (1928) y "Ron" (1930). Descubre el ensayo durante una convalecencia en Biarritz, de la que nacerá su "Elogio de la vida peligrosa" (1933). Otra vez como reportero de la prensa francesa, viaja por América. Vuelve a Europa para dar cuenta de la Guerra Civil española. Acabada nuestra contienda, cuando se anuncia la de Europa, toma partido abiertamente por los aliados en "Chez l’Armée anglaise" (1940). Ni que decir tiene que cuando los alemanes invaden Francia se ve obligado a abandonar París.

Acabada la guerra, Blaise Cendrards regresa a la capital francesa (1950). Entre sus últimas obras, dará a conocer al gran público al gran fotógrafo Robert Doisneau merced a las instantáneas que este último realiza para un emotivo libro de nuestro autor dedicado a la ciudad de la luz.

Blaise Cendrards, tras una vida larga que nadie hubiera augurado en base a los excesos de su juventud, muere en la ciudad del Sena el 21 de enero de 1961.




Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



 
     Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     Enlaces Relacionados
· Cumbres Borrascosas
· Más Acerca de Historia y curiosidades literarias
· Noticias de heathcliff


Noticia más leída sobre Historia y curiosidades literarias:
Guillaume Apollinaire, el abanderado de los poetas modernos


     Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


     Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible






El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.19 Segundos