wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 15 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4808811
impresiones desde julio 2007

TÉCNICA LITERARIA: Entrevistas y noticias actuales

Buscar en este Tópico:   
[ Ir a la Página de Inicio | Selecciona un nuevo Tópico ]

 Detectan los agujeros negros mas grandes del universo

Entrevistas y noticias actualesAnónimo escribió "
Publican en Astro Noticias  uno de los avances astronónicos más grandes del siglo veintiuno, que ¨astrónomos de los Estados Unidos lograron detectar los más grandes agujeros negros que se hayan conocido jamás en el universo¨. Estos agujeros negros tienen una masa que es 10,000 veces más grande que la del sol.  Los astrocientíficos estiman que la mayor parte de las galaxias masivas, donde se incluye a la Vía Láctea, tienen agujeros negros supermasivos en sus centros. Las oscilaciones de luminosidad y de brillo de los quásares en el Universo temprano nos dicen que algunos son alimentados por agujeros negros con masas más de 10,000 millones de veces mayores que el sol. Leer la nota completa Detectan los agujeros negros mas grandes del universo
Grabloben
"

Enviado por heathcliff el Sábado, 28 septiembre a las 23:08:11 (733 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 0)

 LA GARDENIA BLANCA DE SHANGAI, Belinda Alexandra (MR Ediciones)

Entrevistas y noticias actuales 

En la pequeña ciudad china de Harbin, Anya Kozlova, una niña de trece años, vive rodeada del amor de sus padres, unos inmigrantes rusos que huyeron de su país tras la revolución bolchevique. Sin embargo, pocos meses antes del final de la segunda guerra mund...ial, su padre fallece en un trágico accidente y su madre, Alina, es deportada por las autoridades chinas a un campo de trabajo en Siberia. Sola, desesperada y sin ningún otro familiar al que recurrir, Anya se verá obligada a emigrar primero a Shangai – una glamurosa ciudad en la que trabajará en la sala de fiestas más famosa del momento – para luego marcharse a la isla filipina de Tubabao, donde se encontrará con otros refugiados rusos y desde allí preparar su posterior partida a la Australia de los años cincuenta, un país aún virgen y salvaje donde, tras muchos esfuerzos, logrará el éxito y el reconocimiento personal. Testigo de una época dura, apasionante y decisiva en Europa y en el mundo, recorreremos con Anya continentes, países, paisajes y culturas, la veremos enamorarse, casarse y perderlo todo, y asistiremos también a su lucha por responder a la única pregunta que da sentido a su vida ¿qué le ocurrió a su madre?

Esta maravillosa e irresistible novela recrea el indestructible vínculo de amor entre una madre y su hija.

Este libro ha sido un gran best seller en Australia y Alemania y además se ha publicado en Francia, Holanda, UK, Rusia, Noruega y Polonia.


Enviado por heathcliff el Martes, 22 junio a las 08:55:54 (1612 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 0)

 POUL ANDERSON: EN SUS PROPIAS PALABRAS

Entrevistas y noticias actuales“Comencé a escribir como un entretenimiento, vendí unos pocos cuentos cuando estaba en la escuela, y más tarde me gradué con el título de bachiller, en una época de recesión. No había empleos disponibles, y no me quedaba más dinero para continuar estudiando, de manera que, siendo un bachiller no tenía oportunidad para desarrollar gustos caros, así que pensé que podría mantenerme escribiendo mientras buscaba algún empleo. Y de alguna manera el ‘mientras’ se hizo más y más largo.”

“Me gustaría que hubiese más auténtica ciencia ficción, al estilo de Hal Clement o Gregory Benford, simplemente por que me gusta. Pero, después de todo, hay muchas otras cosas para leer además de ciencia ficción. Gracias a Dios, todavía puedo leer todas las obras de Aristóteles.”

“En verdad, ya no considero que la producción de mis primeros años sea legible. Afortunadamente, el público de entonces era un poco más tolerante.”

“Es verdad que la fantasía ignora la revolución científica y tecnológica que sucede a nuestro alrededor. Pero se puede escribir una fantasía pura sobre, digamos, una computadora. Pero si en verdad se quiere intentar abordar seriamente en términos ficcionales cómo va a afectar este cambio a la gente en su cotidianeidad, probablemente sea necesario usar la forma de la ciencia ficción.”

“Bien, ¿cómo se puede decir esto sin sonar demasiado snob? Al menos en cierta parte de lo que habitualmente llamamos Civilización Occidental, el concepto de libertad individual y de un gobierno con límites bien estrictos, fueron los avances más importantes jamás realizados. Yo no digo que esto funcione necesariamente en todas las culturas, pero para, digamos, la mayor parte de Europa Occidental y algunos otros países, quedó probado definitivamente que, más allá de todos sus inconvenientes, es materialmente lo más productivo y, lo que es realmente más importante, le dio al individuo una mayor oportunidad para comprender su propio potencial o simplemente para disfrutar de su propia vida.”

“Trato de no predicar en mi ficción. A menudo digo que si los lectores quieren sermones, pueden ir a la iglesia; todo lo que hago es contar historias. Pero inevitablemente todos estamos parados sobre una u otra plataforma filosófica y hablamos desde ella, y esto tiene que manifestarse de algún modo.”

“Si tuviera que definirme de algún modo, sería un liberal conservador o un conservador liberal. Pero prefiero evitar los rótulos. Básicamente, siento que el concepto de libertad que fuera manifestado en el siglo XVIII por gente como los Padres Fundadores fue, en realidad, un concepto radicalmente audaz que desde entonces ha estado en retroceso. Y yo no creo que sea necesariamente reaccionario decir eso.”

“Aunque no soy el único, a lo largo de mi carrera de medio siglo logré que algunas personas se cuestionaran cosas que daban por supuestas, o comprendieran algunas otras de las que no eran conscientes. No necesariamente terminan estando de acuerdo con lo que expreso, pero cambian. Esto incluye, en primer lugar, el lograr que algunos jóvenes descubrieran una carrera científica. Hay otra gente que lo único que obtiene de lo que yo escribo es cierto placer. Es muy posible que también haya marcado alguna influencia en otros escritores, aunque esta influencia es en una dirección muy distinta.”

“¿Por cuáles cinco libros me gustaría ser recordado? Bien, siempre se espera que el último sea el mejor. Pero mirando hacia atrás... Tau Zero, esa novela me gusta especialmente. De alguna manera fue un tour de force, y creo que más o menos resultó como yo quería. Midsummer tempest, seguramente. Y The boat of a million years... que está justo en el límite entre la ciencia ficción y la fantasía. Tengo un afecto especial por Three hearts and three lions. Para la número cinco vacilo entre media docena de novelas, pero elegiría The enemy stars. Ojalá pudiera conseguir una idea realmente buena como esa más frecuentemente, sobre la que uno puede desarrollar todo un concepto. Eso es lo que hace mejor la ciencia ficción. Brain wave, así tan vieja como es, también podría entrar en mi lista. En ella, repentinamente todo el que tuviera cerebro sufría un enorme incremento de su coeficiente intelectual y, aunque la transición era difícil, los resultados finales fueron gloriosos. En estos días, sin embargo, yo tengo algunas reservas sobre de que suceda así.

“Además de ser tu propio jefe, las recompensas de escribir son bastante escasas. Por un lado, está la cuestión del aprendizaje: para escribir sobre algo, tienes que saber muy bien sobre lo que estás escribiendo. Esto involucra cierta investigación, y a veces viajes, para experimentar directamente cómo son las cosas. O experimentar con otras cosas. Ahora puedo escribir mucho mejor una escena de combate medieval que antes de que existiera la Sociedad para el Anacronismo Creativo. Y hablar con la gente, dejar que ellos te lleven a lo largo de lo que hacen en sus vidas. Luego me siento y pienso en algunas de las implicaciones de todo eso. A veces aparece repentinamente alguna noción... eso es algo bastante excitante. Incluso disfruto sentándome a trabajar en cosas como en el diseño de las órbitas para los planetas, examinando las consecuencias de cualquier suposición.”

“Principalmente pienso en mí mismo alguien que plantea preguntas más que encuentra respuestas. Algo que definitivamente desprecio es lo sobrenatural, todo lo que no pertenece al universo materia-energía. No estoy diciendo con esto que no existe dios o que no hay un alma inmortal; estoy diciendo que no lo considero para mi escritura.”

“Creo que siempre ha habido en mis historias un elemento de conflictos inevitables, pero no entre el bien y el mal sino simplemente entre dos maneras o actitudes irreconciliables. En la serie de la Patrulla del Tiempo, se pueden apreciar más de una vez distintas culturas colisionando. Ninguna es esencialmente malvada ni esencialmente santa. A veces el héroe tiene que hacer cosas que no le gustaría hacer, pero que le parece que son las menos malas. ¡Una vez inclusive tuvo que destruir todo un universo alternativo!”

“La escritura generalmente es una cuestión de aproximación o actitud del escritor. Yo no creo que alguna vez pueda escribir lo que llaman realismo mágico, por ejemplo; no tengo ese tipo de forma de pensar. Pero tampoco creo que se pueda trazar una línea entre la ciencia ficción y la fantasía. Toda la ficción trata de personas y eventos irreales, y ni siquiera se puede trazar una distinción entre ficción y no ficción, porque muchas veces la historia es una cuestión de interpretación. E incluso con la fantasía, yo tiendo a pensar en ella en términos concretos... no importa cuán rara sea una situación, trato de que la lógica mantenga el control. La fantasía es una forma más libre. En verdad, mi obra favorita de todas las que escribí probablemente sea una fantasía, A midsummer tempest, que se desarrolla en un universo en el cual todas las obras de Shakespeare son hechos literales. Me divertí mucho escribiéndola.”

“Los historiadores clásicos y medievales construyen un diálogo libremente, lo que es algo bastante legítimo. Pero en lo que llamamos ficción, las personas y los hechos pertenecen a clases de gente y hechos reales. Entonces se puede decir que la ciencia ficción trata de clases irreales, pero que podrían llegar a ser reales en el futuro, que podrían haber sido reales en el pasado, que tal vez fueran reales en algún otro lugar en el universo. Una historia sobre una expedición tripulada a la luna fue ciencia ficción hasta el Apollo, y una historia sobre otra expedición a Marte todavía lo es, pero esperemos que ese no sea siempre el caso.
Y la fantasía trata con clases irreales de las cuales no tenemos ninguna razón para creer que pudieran ser reales, o que podrían haberlo llegado a ser alguna vez: unicornios, magos, políticos honestos... Pero, por otro lado, la ciencia ficción y la fantasía se funden una en la otra. El viaje en el tiempo y el viaje más rápido que la luz son motivos de la ciencia ficción, aunque la mayoría de los científicos los llamarían imposibilidades; por el otro lado, los fantasmas y los dioses son motivos de la fantasía, pero hay personas perfectamente razonables que creen en al menos un dios o aducen alguna evidencia para el retorno del alma después de la muerte, etc.”

“En gran parte de la moderna ficción fantástica, los dragones ya no son figuras mortales. Muchos son simpáticos, e incluso dulces y cariñosos. Sospecho que la transformación se debe al hecho de que los dragones ya no pueden atemorizarnos. Imaginen un reptil de diez o doce metros de largo, con garras, alas de murciélago, colmillos envenenados y un aliento llameante. ¿Qué terrores puede convocar si lo comparamos con los que convocan un crítico francés, un chofer de taxi italiano, o un cocinero de comidas rápidas norteamericano?”

“Creo, resumiendo, que éste es un universo verdaderamente maravilloso y misterioso en el que tenemos el breve privilegio de vivir, con tantas maravillas, posibilidades infinitas, y que escribir y pensar sobre él me ayudó a apreciar ese hecho todavía más. Espero haber podido ayudar a algunas personas a tener el mismo tipo de apreciación, el mismo tipo de gozo de estar vivos.”


Enviado por heathcliff el Martes, 29 septiembre a las 17:42:06 (1912 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 0)

 ENTREVISTA A STANISLAV LEM, por Ivan Finotti

Entrevistas y noticias actuales
Ivan Finotti: Uno de los niveles en que se puede comprender Solaris es como un mundo donde todos nuestros deseos pueden ser verdad y cuán malo sería esto, en lugar de bueno. ¿Esta idea fue la motivación detrás de su libro o hubo otras?

Stanislav Lem: Yo no me inclino por ninguna interpretación de mis libros: dejo que los lectores hagan esa tarea. Y nunca me siento a mi escritorio con un plan completo de un libro entero. El último capítulo de Solaris lo escribí tras una pausa de un año. Tuve que dejar de lado el libro, no sabía qué hacer con mi héroe. Hoy ni siquiera puedo recordar por qué fui incapaz de terminarlo durante tanto tiempo... Sólo recuerdo que la primera parte la escribí de un tirón, con fluidez y facilidad, mientras la segunda la terminé mucho más tarde, en un día feliz.

La cuestión es que no poseo un cuadro terminado de una obra. Cuando llevé a Kelvin a la estación en Solaris y le hice ver a Snaut borracho y temeroso, no sabía que lo pondría tan ansioso. No tenía idea de por qué Snaut estaba tan temeroso de un extraño completamente inocente. En ese momento no lo sabía... pero pronto lo descubrí, porque continué escribiendo.

En una edición brasileña de Solaris de los ?80, hay un posfacio de Darko Suvin donde se lee: "¿Existe Lem? Rechazamos los rumores que señalan que él es una computadora que está usando las letras iniciales de Lunar Excursion Module (L. E. M.)". Es muy curioso. ¿Este rumor realmente existió o fue sólo una broma de Suvin? Si existió, cuéntenos algo sobre eso.

El 2 de septiembre de 1974, Philip K. Dick le envió la siguiente carta al FBI:

Lo que importa de esto no es que estas personas sean marxistas o siquiera que Fitting, Rottensteiner y Suvin sean extranjeros, sino que todos ellos, sin excepciones, representan conexiones dedicadas en una cadena de comando desde Stanislav Lem, en Cracovia, Polonia, un funcionario del partido (lo sé por sus obras publicadas y por las cartas personales que envió a mí y a otras personas). Que un grupo del Partido de la Cortina de Hierro ?Lem es probablemente un comité compuesto más que un individuo, dado que escribe en varios estilos y a veces lee idiomas extranjeros, y a veces no lo hace?, gane posiciones monopólicas de poder desde las cuales pueda controlar la opinión a través de la crítica y los ensayos pedagógicos, es una amenaza para nuestro campo de la ciencia ficción y su libre intercambio de visiones e ideas.

Su éxito más importante podría ser en el campo de los artículos académicos y las reseñas de libros, y posiblemente controle en el futuro la concesión de premios y honores. Creo, sin embargo, que su campaña para establecer a Lem como un gran novelista y crítico está perdiendo terreno; ha comenzado a encontrar una oposición seria: las habilidades creativas de Lem ahora parecen haber sido eclipsadas por los brutales, insultantes y categóricos ataques sobre la ciencia ficción norteamericana y sobre los escritores norteamericanos de ciencia ficción, que fueron demasiado lejos y demasiado rápido y lo apartaron de todos salvo de los fieles del Partido (yo soy uno de los que más se apartó).

Éste es un hecho desagradable para nuestro campo y es posible encontrar que gran parte de nuestra crítica, tesis y publicaciones académicas estén controladas por un grupo sin rostro en Cracovia, Polonia. Qué se puede hacer, sin embargo, no lo sé.

(Por favor, téngase presente que Dick muy probablemente estaba sufriendo de esquizofrenia.)

Leí que usted dijo, hace diez años, que era muy pesimista con la civilización humana. Y que por esa causa debía dejar de escribir. ¿Está todavía escribiendo? ¿Qué tipo de libros?

En 1989 dejé de escribir ficción. Fue por muchos factores; aunque tenía muchas ideas para nuevos proyectos, llegué a la conclusión de que no valía la pena usarlas a causa de la nueva situación del mundo. La misma transformación en verdad de algunos de mis conceptos (por ejemplo, la conversión de la categoría fantasmagórica en realidad) paradójicamente terminó siendo un obstáculo en la más indulgente ciencia ficción. Esta era una típica situación de aprendiz de brujo: los demonios ya estaban sueltos.

Ahora yo estoy mejor y más consciente del hecho de que no sé nada. Ni siquiera soy capaz de familiarizarme con las nuevas teorías científicas. A veces tengo la impresión de que las universidades crecieron a un promedio mayor que el universo mismo mientras los profesores se multiplicaban incluso más; cada dos años cada uno de ellos tiene que publicar un nuevo libro (obviamente describiendo una teoría nueva). Las ideas malas no son algo poco común en las ciencias, pero ¿quién leerá todos estos libros? ¿Quién separará lo insensato de lo que es valioso? ¿Quién dispondrá todo en una perspectiva correcta? Puede haber algo genuino allá afuera, pero yo no soy capaz de reconocerlo. Ya no creo que yo ?incluso si intentara gritar con mi voz más potente? pueda cambiar algo. Este crecimiento exponencial no se detiene. Seguirá desarrollándose en su propia dirección, nos guste o no, como un torbellino, un tornado que no puede detener ningún hombre. Entonces, ¿qué importa si mis libros fueron traducidos a cuarenta idiomas y se imprimieron 27 millones de ejemplares? Se desvanecen puesto que chorros de libros nuevos están fluyendo desde todas partes, arrasando con todo lo que se escribió antes. Hoy un libro en una librería ni siquiera está el tiempo suficiente para juntar polvo. Es verdad que ahora vivimos más tiempo, pero la vida de todo lo que nos rodea es mucho más corta. Es triste, pero no podemos detener este proceso. El mundo a nuestro alrededor está muriendo tan rápidamente que no se puede llegar a usar nada.

Si bien sus libros fueron traducidos a cuarenta idiomas y son muy populares, mucha gente conoce su obra a través de las películas. ¿Está de acuerdo con esto? ¿Qué piensa?

Sólo recientemente Hollywood ?descubrió? mis libros, así que sería difícil hablar de alguna influencia seria de las adaptaciones cinematográficas sobre la recepción de mis obras. Además de Solaris de Tarkovsky, la película de Soderbergh fue la única adaptación de gran presupuestode uno de mis li realizada en Hollywood bros.

No sé si es verdad, pero leí que no le gustó la versión de Solaris de Tarkovsky cuando se estrenó. ¿Es así? ¿Por qué no le gustó? Desde entonces, ¿ha cambiado de opinión?

Definitivamente no me gustó Solaris de Tarkovsky. Tarkovsky y yo diferimos profundamente en nuestra percepción de la novela. Mientras yo pensaba que el final del libro sugería que Kelvin tenía la esperanza de encontrar algo asombroso en el universo, Tarkovsky intentó crear una visión de un cosmos desagradable que llevaba a la conclusión de que uno tenía que regresar inmediatamente a la Madre Tierra. Éramos como un par de caballos jalando de un carro en direcciones opuestas.

¿Qué piensa sobre el film de Soderbergh? ¿Cuáles son los aciertos y los desaciertos de la película?

Aunque admito que la "visión de Soderbergh" no está desprovista de ambición, gusto y clima, yo no estoy satisfecho con la preeminencia del amor. Solaris puede ser percibida como la cuenca de un río... y Soderbergh eligió sólo uno de sus afluentes. El principal problema me parece que es el hecho de que, incluso como una adaptación trágico-romántica, parece demasiado exigente para la audiencia masiva, la cual es alimentada por la papilla de Hollywood. Si en el futuro alguien intenta una adaptación más fiel, temo que ésta sólo sería comprendida por una pequeña audiencia.

:

Enviado por heathcliff el Martes, 29 septiembre a las 17:39:50 (1672 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 0)

 El verdadero juez de una obra es la Historia

Entrevistas y noticias actuales 
última entrevista de Stanislav Lem 1921- 2006
Artículo de Eduardo García Fernández "Stanislav Lem: un autor de culto" al final de la entrevista.



Stanislaw Lem, uno de los más grandes escritores de ciencia ficción, autor de Solaris , vuelve a ser traducido al castellano después de 15 años. Provocación (Ed. Funambulista) es una inclasificable obra que penetra en las claves de la cruel historia europea del siglo XX y dónde se analiza el Holocausto, profundizando en sus razones últimas. Considerado como uno de los más grandes y creativos escritores, a mediados del pasado siglo vaticinó que el robot sería la próxima fase de la evolución y acabaría por desplazar no sólo al hombre sino a toda la vida orgánica del Cosmos. Tiene en su haber títulos que ya forman parte de la historia de la literatura: Diarios de las estrellas, Congreso de futurología, Edén, La voz de su amo, Memorias encontradas en una bañera, La fiebre del heno, Solaris ... (que Tarkovsky llevó al celuloide y obtuvo el Premio Especial de Jurado en Cannes y cuyo texto volvería a versionar para el cine, Steven Soderbergh en el 2002). Traducido a más de 30 idiomas, en 1973 obtuvo el Premio Nacional de Literatura. Dueño de una gran erudición y fuerte rigurosidad científica, su literatura intenta transmitir el sentimiento de abandono e indefensión del hombre frente a la vastedad del universo. Ni invasiones siderales, ni espadas láser, ni mutantes, los peligros de los que nos alerta Lem en sus páginas, reflejan la odisea del hombre enfrentado al cosmos como una metáfora de la impotencia ante los despotismos de cualquier índole. Desde mediados de los 80 vive volcado en el ensayo como vehículo para seguir profundizando en la convulsión, el espanto y el vértigo de la sociedad. Provocación da la vuelta al género de la reseña de los libros imaginarios que ya abordara Lem en Vacío perfecto . En el texto se conjuga la obra de un supuesto antropólogo alemán llamado Hosrst Aspernicus –que reivindica los crímenes del nazismo como forma de redención-, con un extravagante estudio que intenta recoger, mediante precisas estadísticas, todo lo que le sucede a la humanidad durante un único minuto. Con la magnífica excusa de la publicación de su obra en castellano, hemos logrado que el octogenario autor polaco rompa su silencio. Por desgracia, días antes de su repentino fallecimiento, por lo que estamos ante una de las últimas, si no la ultima, entrevista del autor.

“Provocación” es el primer inédito suyo traducido al español en más de 15 años. Se trata de un excitante y perturbador análisis sobre el Genocidio. ¿La verdadera intención de “Provocación” consiste en sacudir, en zarandear al hombre para que “despierte”?

Mi mujer, con la que vivo desde hace cincuenta años, me decía el otro día que con la edad tal vez haya aceptado que hay un mensaje en mis libros, un mensaje al que debo atender, el de la salvación del mundo. Bromas aparte, está visto que el mundo no es salvable, y que la gente no anda por ahí recitando fragmentos de mis libros por la calle. Se me podría acusar de delirio de grandeza, claro…Y es que, aún cuando uno fuera Kant, que no lo soy, nada cambiaría el que hubiera gente que estuviera a favor o en contra de mis posturas, el mundo seguiría igual… Sin duda, todo cuanto escribo puede ser entendido desde esa perspectiva "interpretativa", como si yo fuera una Casandra. No en balde, en "Ciberiada", uno de los protagonistas es un filósofo que durante 70 años va diciendo genialidades y al que nadie le hace el menor caso… tal vez sea una especie de autorretrato mío… Ahora, en serio: ¿qué poder tiene la literatura? ¿Puede cambiar por ejemplo la política? Está claro que no. Todo ser humano alberga esperanzas, muchas veces irracionales en este sentido, y a la postre acaba tremendamente decepcionado. Hace veinte años ya dije que todo suele acabar muy mal, pero nadie me quiso hacer caso… En mis libros menudean ciertas ideas didácticas, pero no he escrito jamás para aleccionar a la malhadada y estúpida humanidad y convertirla en más justa y virtuosa, si bien reconozco esa intención educativa en muchos de mis libros. En "Eden", por ejemplo, que es en principio sólo una novela de aventuras, se ve que el hecho de bloquear la información dentro del circuito social puede tener unas consecuencias nefastas. O en "Solaris", que es un ataque contra el antropomorfismo, hay un programa para una cosgomonía contemporánea. Y e ése es un enfoque que se puede hallar en toda mi obra no sólo en "Provocación". Los libros cobran vida en el momento en que los lectores se los apropian, y esto hace que sea imprevisible la recepción de los libros en relación con las expectativas que pueda tener su autor.

¿En qué circunstancias se alumbró “Provocación”? ¿Cómo fue la recepción de la obra cuando fue publicada por vez primera?

No recuerdo las circunstancias que rodearon la escritura d e "Provocación". Pero puedo asegurar que no escuché precisamente música celestial durante ese proceso. El libro se publicó por vez primera en Alemania en 1980, pero sólo la parte relativa al genocidio, a la obra imaginaria de Aspernicus. Sólo en 1984 se editó en Polonia, pero esta vez ya con el añadido de la reseña sobre "One Human Minute". Muchos comentaristas e historiadores creyeron en la existencia real de la monografía sobre el Holocausto del escritor alemán Aspernicus. No se percataron de que, aunque sólo por problemas de fechas, ese libro no podía existir… y cuando le preguntaron por el libro de Aspernicus al director de la Comisión de Crímenes Hitlerianos … ¡el tipo contestó que lo tenía en su mesita de noche pero que todavía no le había dado tiempo a leerlo!

“Provocación” no parece un análisis de los horrores del pasado ni tampoco una sátira sobre el presente... ¿se trata de un oscuro vaticinio sobre el futuro próximo? Y al hilo de esto, ¿cómo ha logrado que sus libros no mueran, una vez muerto el sistema contra el que iban dirigidos?

No me gusta hablar de mensajes en mi obra. Los libros tienen que hablar por sí mismos, un libro cobra vida a partir del momento en que es leído, y se produce una química entre el lector y el autor, pero poco importa cual hay sido la intención del autor al escribirlo. Ahora bien, sería triste comprobar, por otro lado, que un libro como "Provocación" sigue siendo de actualidad hoy en día, sería triste…

Desde finales de los 80 se volcó en el ensayo... ¿por qué motivo sintió la necesidad de abandonar la ciencia ficción? ¿acaso la misma razón que, durante los peores momentos del stalinismo, le llevó a abandonar el realismo por la literatura fantástica?

¿Acaso hubiera debido seguir escribiendo ficción hasta el final de mis días? Un hombre puede cambiar de oficio. A veces escribo cosas divertidas y otras veces cosas menos divertidas. El ser humano debe dedicarse a hacer aquello para lo que está dotado, y yo pensaba que sabía escribir cierta literatura y así lo hice. Luego, con el tiempo, me planteé si seguía sabiendo… La motivación fue disminuyendo, los centros de interés cambian, también cambian las circunstancias… Pero muchas de las cosas que eran fantasía se han hecho realidad. Hoy en día, la realidad es más "caricaturesca" que lo que yo mismo encontré en mi imaginación en su día, con lo cual no tiene sentido que compitan la fantasía y la realidad entre sí…. No hay imaginación que pueda competir con la realidad, no hay nada que pueda superar la realidad actual, es un esfuerzo inútil… Este lenguaje propio de las fábulas de Esopo que yo usé en su momento ya no es necesario; por otro lado, yo no debo luchar contra el poder. Actualmente se pueden firmar manifiestos, artículos, aunque tal vez sean sólo gestos, no sirvan de gran cosa. Pero escribir libros… No sé, muchas cosas están caducas o simplemente son estériles, o es que yo he perdido las ganas de escribir. Por ejemplo, algo como la conquista del espacio por los astronautas no tiene sentido para mí, pues no creo que los hombres puedan colonizar Marte. En ese caso es mejor callarse y dejar la pluma silenciosa. El género de la ciencia ficción es algo que no soporto, lo considero un género muy menor, muy pueril y carente de todo valor cognitivo. Prefiero mil veces cualquier novela policíaca, por mala que sea, que todas esas zarandajas galácticas… Escribí un artículo en los 70 titulado algo así como Ciencia ficción: un caso desesperado con alguna excepción , e inmediatamente me dieron de baja de miembro en la Science Fiction Writers of America. De jóven escribí novelas cercanas a la ciencia ficción, para poder escapar del realismo social en boga y paras sortear la censura estalinista, pero no dejo que se reediten… Hablando de mis libros ya de madurez, "Ciberiada", "Fábulas de robots", etc., son más apólogos o cuentos filosóficos en la tradición de la literatura francesa del Siglo de las Luces que ciencia ficción. Pero siempre intenté que hubiera una base científica, siempre busqué confirmación científica de lo que yo escribía. En realidad, me considero, permítaseme el término, no un científico sino un "cientista"…o, por lo menos, eso he intentado. Yo no creo en los OVNI ni en las que nos cuenta van Däniken sobre los pre-astronautas y esa cosas; todo esto va en contra del más elemental raciocinio y ofende la mente de cualquiera, son auténticas majaderías… A muchos seres humanos, que no saben hacer nada de nada, les viene muy bien que sean unos visitantes del cosmos los que hayan construido las pirámides… o la vasija de barro más insignificante. En fin, y resumiendo: siempre he intentado dar cuenta en mis libros de mis más profundas convicciones.

Una de las cosas que más sorprenden al leer “Provocación”, cuyo tema es el análisis de las convicciones que tenemos sobre el Holocausto, es que derrocha un tremendo sentido del humor. ¿Cómo se le ocurrió introducir algo, a primera vista tan ajeno al tema tratado?

Hay mucha ironía en mi obra. Se dice a menudo que la ironía es hija de la impotencia, al menos históricamente así ha sido.Muchas veces era la única manera que tenía un escritor de expresarse. De todos modos, no hay que hacerse ilusiones, la palabra no es muy eficaz. Me gusta la literatura en cierto modo didáctica, pero que se ajuste a las buenas preguntas y a las buenas respuestas. Yo mismo me baso en el sistema científico del "prueba y error", pero en literatura no hay recetas. La literatura actual es truculenta, sanguinolenta, desprecia todo pintoresquismo, creyendo que el hecho de chocar equivale a una catarsis, y no es así. Chocar es sólo golpear a alguien en la cabeza con un mazo, pero eso no purifica, eso no es catártico. Yo en mis libros intento usar un lenguaje sencillo, casi primitivo.

En “Provocación”, habla de una manera bastante convincente sobre la semejanza entre la ética nazi del Genocidio y la naturaleza de los modernos terrorismos. ¿Se puede decir que esta obra prefigure la irrupción del fenómeno del terrosismo suicida?

"Provocación" habla de algo propio a la naturaleza humana. Muchos males pueden explicarse desde esta óptica: el ser humano comete muchos actos porque persigue un ideal elevado y oficializado. Maltratar, destruir, asesinar por un ideal supuestamente generoso es mucho más interesante y más atractivo que incurrir en atrocidades con nocturnidad y a escondidas. Y tanto más placer se obtendrá si todo esto se hace por cuenta ajena, no egoístamente, sino por un ideal majestuoso como puede ser una ideología, un ordenamiento jurídico, una religión o un estado totalitario. En tal caso no sólo se satisfacen los más bajos instintos sino que además uno recibe premios, recompensas y palmaditas en la espalda. En Alemania mi obra es considerada la de un filósofo, uno filósofo visionario. Es cierto que hay elementos filosóficos en algunos de mis libros. En "Solaris" se habla del lugar del hombre en el mundo, o en relación con "El diario de las estrellas" se me ha comparado con Swift y su Gulliver… "Ciberiada" dio lugar a una reseña en el New York Times en donde se decía de mí que era "un Jorge Luis Borges de la era espacial, que maneja en serio conceptos de la filosofía y de la física, desde el libre albedrío hasta la teoría de las probabilidades". Me hizo mucha ilusión esto último. Se ve que mis libros suscitan un abanico de interpretaciones muy diferentes según el ámbito lingüístico de recepción de que se trate. Pero el verdadero juez de una obra es la Historia, sólo ella tiene la última palabra.

Vuelve a jugar a ese excitante juego de las reseñas de libros ficticios que ya practicó en “Vacío perfecto”. ¿Dónde reside la diferencia entre estos dos trabajos? ¿Es que este género permite decir cosas que de otro modo no se pueden decir?

“ Provocación” va en esa línea. Escribí cuatro volúmenes de reseñas de libros imaginarios bajo el epígrafe general de "La biblioteca del siglo XXI". Con la edad me volví impaciente y ya no soportaba la dura labor artesanal inherente a ser un fabulador, pues convertir una iluminación, una fulgurancia que cruza por tu mente en obra literaria requiere mucho esfuerzo, pero no sólo mental, sino también físico. De ahí lo de las reseñas: necesitaba usar menos fabulación, todo lo que era narratividad me había llegado a aburrir tanto…¿De qué sirve contar que la marquesa salió de casa a las cinco? Esos libros me permitieron experimentar, probar modelos, fueron muy útiles para mí.

¿Cuál es la conexión interna entre las dos piezas reseñadas en “Provocación” —“Der Völkermord – El Genocidio”, y “A Human Minute”—?. ¿Se trata de una alegoría sobre el ser humano como mero objeto?

Como ya he dicho, añadí la reseña sobre "El minuto huma no" en la edición polaca. El peso intrínseco de la primera parte (el holocausto, los campos de extermino, etc) no permitían ninguna frivolidad; no podía coexistir en el mismo libro con cualquier cosa. De ahí que escribiera lo de "El minuto humano" con mucha seriedad, y me costó un gran esfuerzo.

En Alemania es considerado un filósofo, en Rusia un científico y en Polonia, un autor de libros para niños... Lo cierto es que muy pocos escritores nos han llevado tan lejos como usted, en todos los sentidos. ¿Cómo le gusta ser leído?

Es difícil eso de cómo es uno es percibido…. ¿Por qué en Japón o en España mis libros son tan apreciados y, en cambio, los franceses desprecian olímpicamente tales obras maestras? Bromas aparte, lo que no me gustaría es pasar a la historia como un escritor de obras infantiles.

 
***

Stanislav Lem: un autor de culto

por

Eduardo García Fernández


El articulo "Stanislaw Lem: un autor de culto", estaba previsto ser publicado en un futuro especial de Literatura fantástica. Los acontecimientos mandan, y hemos decidido que dada la trascendencia de la entrevista, la ultima que había concedido, y su reciente fallecimiento, que mejor homenaje que unirlos. Vaya pues por delante nuestro admiración a uno de los grandes de la literatura de todos los tiempos

A pesar de que no me considero un lector de ciencia ficción, he encontrado en esta novela muchos aspectos que la entroncan o son afines a aquella literatura que no entiende de géneros ( no en vano se hicieron dos versiones cinematográficas de ella, la de Andrei Tarkoski en 1.973 y la de Steven Soderbergh de 2..002), y que la emparenta con lo que estimo es la auténtica literatura; la que aborda los problemas humanos desde nuestra condición más humana. Aunque nos internamos en el cosmos preparados para todo, es decir para la soledad, la lucha, la fatiga y la muerte, la vida en la tierra y fuera de la misma es igual, en tanto en cuanto lo que cambia es el entorno o contexto, como en este caso el del planeta con dos soles llamado Solaris, así como el tiempo, un futuro que no se llega a precisar.
Así Christiane Zschirt, la autora de “Libros. Todo lo que hay que leer” (edit.taurus 2.004) llega a afirmar que “ésta novela tiene tanto que ver con la ciencia ficción como el capitán Kirk con Mefistófeles”. A modo de pequeña síntesis avanzaré de qué trata la novela. Solaris es un planeta cubierto por un inmenso océano gelatinoso. Un mar semejante a un gigantesco cerebro, a modo de inteligencia no humana. Los científicos terrestres desde hace tiempo, décadas, están intentando analizar a qué se enfrentan. Es cuando envían al psicólogo Kris kelvin (protagonista principal) a la estación espacial para averiguar si tiene sentido continuar el proyecto de investigación. No pretendo desvelar más sobre los entresijos de la novela, sólo que el protagonista, a pesar de estudiar a fondo la montaña de documentos que se han ido acumulando con las décadas de exploración, se muestra incapacidad para entender o averiguar algo sobre el misterioso océano Solaris.

El suspense que sustenta la narración le permite al autor hablar de cuestiones como la soledad, que a veces busca el protagonista para poder ordenar sus ideas sobre lo que le acontece ( una soledad que a mi me remitió a la que también sufre el personaje de la película de S.Kubrick en 2001 Una odisea en el espacio, esa soledad cósmica). Evidentemente el hecho de que sea enviado un científico (psicólogo) a desvelar lo que realmente ocurre en la estación lo enriquece, ya que aquí se plantean cuestiones como las alucinaciones, lo que es real o no, lo que verdaderamente existe e incluso la locura, como cuando Kelvin dice: “ un cambio inesperado se operó en mi, el pensamiento de que me había vuelto loco me devolvió la calma”.

Se cita a Don Quijote auque no sea más que de pasada en la página 55 (de la edición que manejé, la de Minotauro) pero que me resultó cuanto menos y especialmente en este año conmemorativo significativo, puesto que Kelvin tiene algo de don Quijote, aunque evidentemente La Mancha no sea Solaris. Pero sobre todo lo que más prevalece es la pasión o emoción por descubrir la verdad, aunque en ciertos momentos fuera incomprensible, citando a Beethoven: ” hacer todo el bien posible, amar la libertad sobre todas las cosas y aún cuando fuera por un trono, nunca traicionar a la verdad ”.

Se plantean cuáles son los límites del conocimiento científico humano; cómo al enfrentarse con otra inteligencia no humana no somos capaces de superar las barreras del propio antropocentrismo, como en su día Sir William Hamilton un inglés ilustrado del siglo XVIII pretendía en sus viajes a Nápoles ordenar el mundo, dominarlo. Esa sería la aspiración última de los viajeros occidentales en sus periplos por los nuevos mundos. Algo similar les sucede a los que van a Solaris. Así se dice: “nadie podría pensar sino con su propio cerebro, nadie podría verse desde el exterior y verificar el adecuado funcionamiento de los procesos internos”. Y al hablar de procesos internos es inevitable que emerja la memoria, pero aquí lo curioso es que a pesar de no aprender nada acerca del océano sí se aprende acerca de nosotros ya que a los investigadores se les aparecen espectros de su pasado, y deben de saber enfrentarse a ellos, a esas personas que formaron en algún momento de sus vidas parte de ellos y que son significativas e importantes o más bien lo fueron. Y aunque ahora sólo sean recuerdos ya que se encuentran muertas (pero a la vez cobran vida), éste enfrentamiento con el pasado provoca en Kelvin todo un planteamiento de querer salvar a su amada.

Esta lucha por salvar a lo que más quiere le llevará a los límites del miedo, pero acudiendo a algo enteramente humano, el coraje: “,...recordé cuánto me había asustado la víspera , la mirada vacía de la noche; mi miedo me hizo sonreír ... respiré hondo, saboreando la oscuridad. Estaba vacío, liberado de todo pensamiento”. Y más adelante señala Kelvin: “pero ya nada me asombraba, ni siquiera mi propia indiferencia. Había traspuesto las fronteras del miedo y la desesperación. Había llegado muy lejos. Nadie jamás había llegado tan lejos”.

Lo que en un principio podría parecer un viaje exterior hacia la comprensión de una inteligencia como la del mar Solaris, llevará al viaje interior donde reside gran parte del encanto y misterio del planteamiento de la novela; esa idea original de lo que se da en llamar proyecciones cerebrales materializadas, es decir, la propia materialización de nuestros recuerdos provoca en el lector la verdadera comprensión del funcionamiento de la memoria no como un compartimento estanco a modo de memoria a corto y largo plazo, sino como una tupida y extensa red que está engarzada en todos nuestros aprendizajes y experiencias a modo de la búsqueda del tiempo perdido de M.Proust y que conforma nuestra biografía.

La descripción que el autor realiza de la biblioteca me resulta notable: “situada en el centro mismo de la estación, la biblioteca no tenía ventana, era el sitio más aislado en el gran caparazón de acero, y yo me sentía relajado, pese al fracaso manifiesto de mis búsquedas”. Aún cuando estamos en un futuro y esto resulta cuando menos curioso la biblioteca sigue estando presente en un sentido tradicional, como ese lugar de refugio y aislamiento pese a las decepciones y fracasos del personaje. Es uno de los lugares de reposo y reflexión del guerrero.

Existen ciertas semejanzas o concomitancias que es necesario señalar ya que el océano de Solaris guarda “ciertas” similitudes con los océanos de la tierra; esas enormes extensiones de mar que influyen con sus múltiples corrientes en el clima según nos dicen los oceanógrafos y de las que según parece desconocemos mucho de sus fondos abisales. Incluso es inevitable traer a colación esa antigua hipótesis de Gaia de Loovelock (creo recordar de los años 70 aproximadamente) sobre la tierra entendida en su conjunto como un Todo, un organismo dotado de vida en toda su extensión, a semejanza de Solaris.

Una nueva comparación de la inteligencia humana con la de Solaris lleva al autor a decir: “ la mente humana no puede absorver sino pocas cosas a la vez; vemos sólo lo que ocurre ante nosotros, aquí y ahora, no podemos concebir simultáneamente una sucesión de procesos, ni siquiera procesos concurrentes o complementarios.” Sin embargo somos capaces de captar el valor de un instante como diría Luis Landero “La advertencia de que todo instante vivido es perdurable si se pone fe en el“.

A lo largo del libro se emplean términos científicos y técnicos, sin embargo me ha llamado poderosamente la atención que en la fecha del libro (1961) se emplee el término ordenador cuántico, algo que se conseguirá según los expertos en un plazo de tiempo no muy largo. Es ese hablar de determinados avances de la ciencia que más tarde se llegarán a conseguir, algo parecido al Viaje a la luna de Julio Verne.

Y a la vez que vamos estableciendo ciertas semejanzas o similitudes quisiera señalar la que existe entre el personaje principal Kelvin con el científico y premio Nobel de física Richard Philips Feynman en su permanente búsqueda de la verdad y la belleza (en esas maravillosas y poéticas descripciones que el personaje realiza del océano). Feynman como amante de la verdad, así como Kelvin, establece un proceso lleno de imaginación y creatividad para descubrir cómo funciona supuestamente el océano, pero seguido en todo momento por una honradez intelectual y ética que proporcionan las herramientas del pensamiento crítico y de la revisión constante y racional de los sistemas de creencias propios y ajenos.

Tengamos en cuenta las múltiples lecturas y repaso de las mismas que realiza Kelvin de toda la historia del descubrimiento de Solaris con las hipótesis desde el inicio del estudio del planeta hasta el momento presente en el cuál él se halla inmerso. En las aportaciones de Kelvin, así como en las de Feynman en la física, predominan más la agudeza de las observaciones y la intuición que las deducciones para interpretar los procesos físicos del planeta.

Matar o destruir aquello que no comprendemos, como se plantea a modo de solución con el enigma de Solaris, puede ser comparado con lo que actualmente se realiza con los océanos aquí en la tierra, con la selva amazónica o con el deterioro en general del medio ambiente.

La cadena de contingencias a las que se ve sometido Kelvin le lleva a ciertas reflexiones, una de las cuáles bien merece la pena ser citada: “desde anoche he vivido horas que valen años. Años que no se olvidan”..., “ donde no hay hombres no hay motivos humanos”. Es como que lo auténticamente humano (y Kelvin está descrito como humano demasiado humano que diría Nietzsche) se enfrenta ante lo desconocido y para ello debe, llegado a un determinado momento de los acontecimientos decidir: “si deseamos continuar investigando tenemos que destruir nuestros propios pensamientos”. Es aquí donde nuevamente vuelvo a ver ciertas similitudes con el físico Feynman que clasificaba a los científicos en babilónicos o griegos a la hora de hacer ciencia. Y Kelvin es babilónico ya que prima en su forma de ir descubriendo la verdad, su libertad de imaginación y su instinto o intuición de los fenómenos físicos del océano misterioso.

Remontándonos a las múltiples reflexiones filosóficas que abundan a lo largo de la novela acerca de nuestra condición humana, escogería una que a mi modo de ver resume el núcleo central: “el hombre se había lanzado al descubrimiento de otros mundos y otras civilizaciones, sin haber explorado íntegramente sus propios abismos, ese laberinto de oscuros pasadizos y cámaras secretas, sin haber penetrado en el misterio de las puertas que él mismo ha condenado”.

La valentía y decisión con la que está trazado el protagonista le lleva a escoger caminos por donde sabe que no hay retorno posible, algo que también (puestos a buscar similitudes) ocurre en la Tierra. Es como que aunque cambia el escenario, el atrezzo, sea Solaris o la Tierra, al final el hombre debe de decidir (con un margen de opción, eso sí) el camino a escoger: “toda generación de hombres cuentan con un número aproximadamente constante de hombres inteligentes y decididos, y que se distinguen sólo porque toman caminos diferentes”.

Solaris es un eterno desafío que vive y actúa a través Kelvin, buscando la revelación que explique el sentido del destino del hombre. Aquí se resalta un capítulo dedicado al sueño, situación propicia para que el océano acceda a estados de conciencia alterados de la tripulación de la estación, como si el hombre estuviera indefenso y Solaris se aprovechara para filtrarse en el cerebro a modo de una vampirización. Pero sobretodo se busca encontrar una voluntad o finalidad de ese inmenso océano ya que trasladar patrones humanos al océano no había servido.

El cierre de la narración recuerda el recurso narrativo de dejar un final con una interpretación abierta puesto que el misterioso planeta está interesado en el Hombre y sobre todo en el protagonista, quien a partir de cierto momento de la novela, vivirá de la esperanza después de haber pasado a modo de Dante por múltiples y variadas pruebas.

Eduardo García Fernández


WWW.LITERATURAS.COM

Enviado por heathcliff el Martes, 29 septiembre a las 17:34:17 (2025 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 0)


     Encuesta
¿Cual crees que es la principal motivación del escritor?

Seguridad, autoestima, hacer algo útil.
Deseo de fama. Impresionar a su entorno.
Deseo de expresarse, de sacar algo de dentro.
Transmitir ideas y persuadir.
Experimentar con las palabras y las ideas
Ganar dinero
Aprender a conocer la naturaleza humana.
Ahorrar en psiquiatra.



Resultados
Encuestas

votos 416

     CONECTAR
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     DOCUMENTO DEL DÍA
Hoy aún no hay una Gran Historia.

Alquiler dest coches,alquiler dest furgonetas. Coches baratos, maquinaria, alquiler, empresas de alquiler de vehculos. medicos especialistas, cirugía plástica, ciruga estética, dentistas, ginecólogos, otorrinos, traumatólogos. Especialidades médicas, medicina privada, privado, consultorios. Residencias de ancianos,asistidos,útiles, tercerda edad, residencias de mayores, residencia, comodidad,atención y descanso. Geriátricos en toda España.Servicios para personas mayores Más de 5000 residencias -centros de día -Asistencia a domicilio.-Balnearios Y mucho más
     DOCUMENTOS ANTERIORES
Viernes, 19 diciembre
· Charles Robert Maturin, el último y más grande de los góticos
Jueves, 24 julio
· El reñidero español
Sábado, 24 mayo
· ¡UN SALTO ADELANTE!
Domingo, 04 mayo
· Entrevista a Fernando Sánchez Dragó
Domingo, 13 abril
· He obtenido más de lo que soñé
· Nunca me he tomado en serio esa broma de la literatura eterna
· Intento no estafar a los lectores que se gastan 19 euros en un libro
· Aunque no lo parezca, el cuento es más difícil de leer que la novela
· Cuando empiezo un libro me sorprendo de mi propia voz
· Los sentimientos son los que construyen los libros y la vida
· Escribir es pactar con el sinsentido
· Guido Eytel: "Escribir para salvarse
· Sergio Ramírez y el arte de escribir
· El escritor es un gran egoísta que crea su propio mundo
Domingo, 02 marzo
· BENEDETTI
Martes, 26 febrero
· las cajas negras de la KGB
Viernes, 11 enero
· Entrevista a María Teresa Andruetto
· Entrevista a Teresa Andruetto
· La otra literatura
Domingo, 09 diciembre
· Un escritor debe aspirar a serlo hasta cuando hace la lista de la compra
Martes, 16 octubre
· El poeta en bicicleta
· Relación entre poesía y sociedad es inexistente
· El escritor deja las piezas de una novela para que el lector las encaje después
Domingo, 07 octubre
· Decir a un lector cómo interpretar un relato es casi pornográfico
· Sergio Pitol reconoce la influencia en su obra de los españoles exiliados en México
· Que desapareciera la poesía sería como quedarse huérfano
· A un escritor le influye más el fracaso que el éxito
· Tabucchi: La literatura, como la vida, surge de un deseo
· Lo que de verdad mueve a un poeta es el amor por las palabras
Sábado, 06 octubre
· Cuatro horas de comadreo literario con Gabriel García Márquez
· Fernando Quilodrán
· Harold Pinter
· No es veraz ni útil hablar de una poesía mediterránea
· La literatura es una manera paradójica de acercarse a la verdad desde la mentira
· El enemigo de las certezas
· Vivimos una época de libros hinchados y superficiales
· Se edita una cantidad infernal de libros: muchos con la mínima destreza formal
· ¿Política exterior, dimensión europea o paletismo?
· "La crítica snob no ve que hay buena literatura fantástica"
· Skármeta destaca la "inmensa popularidad" de Neruda como causa del 'boom' de la literatura hispanoamericana
· hay más lectores de poesía que nunca
· Está claro que la ficción fue la primera sabiduría de la que dispuso el hombre
Miércoles, 26 septiembre
· La mayoría de las novelas actuales son flojas
· Un buen poema vale mil novelas
· Me asombra que los españoles hablen tan mal su idioma
Jueves, 20 septiembre
· Valdeón destaca éxito editorial libros de divulgación hist&
· único premio verdadero" para un autor "es que te lean por den
· los editores tienen miedo a publicar cuentos
Viernes, 14 septiembre
· Carlos Álvarez Ossorio
· MATÍAS MIGUEL CLEMENTE
· Raúl Guerra Garrido
· Carlos Edmundo de Ory
· recurrir a la literatura para aprender a pensar
· Negros literarios
· Chantal Maillard
Jueves, 13 septiembre
· Toti Martínez de Lezea
· DAVID LÓPEZ
· Pablo de Santis, de la historieta a la novela policíaca
· Julia Uceda
· Jaime Siles
· Alejandro Palomas
· Álvaro Pombo
· Carlos Fuentes
· Antonio Gamoneda
· Luis Landero
· Por una literatura genérica
Sábado, 08 septiembre
· Me apetecía unir el mundo del fútbol y la literatura
· las novelas deben ser más creíbles que la vida
· Alan Banks
· La literatura es poder mentir con libertad
· Aforismos de Rodrigo Soto
· Carlos Marzal
Martes, 04 septiembre
· El mejor Cortázar es un mal Borges
Martes, 28 agosto
· Margarita Borrero
· Julio Rodríguez
· Unai Elorriaga López de Letona
· El escritor Gao Xingjian reivindica el papel del autor teatral
· Alejandro López Andrada
Jueves, 16 agosto
· Los premios, al desnudo
· La literatura actual tiene nostalgia de los héroes
· literatura histórica
· La lírica de moda usa un lenguaje demasiado antipoético
· Los escritores nacionales son sujetos de cartón piedra
· Eduardo Mendoza
· Felipe Benítez Reyes
· Sam Abrams
· La gran literatura está hecha por grandes desobedientes
Martes, 14 agosto
· Andrés Neuman
· Quien no sea capaz de forzar el lenguaje no puede ser buen escritor
Lunes, 13 agosto
· Yo creo en el lector
· Neus Canyelles
· Los tímidos como yo no alcanzamos la realidad
· Marcelo Figueras
· Susana Silvestre
· De Prada
· La poesía es prosa con música
· Mercedes Salisachs
· Debo a la TV mi interés en la literatura
· La mía es literatura para supervivientes
· Con una novela se puede descubrir toda la tierra
Domingo, 12 agosto
· El escritor sólo tiene que comprometerse con el fomento de la lectura
· La poesía es una realidad y un misterio difíciles de expresar
· Germán Marín
· Si decidimos evaluar y calificar la literatura
· Andahazi, contra el clero literario
Viernes, 10 agosto
· Agustín Fernández Mallo
· Los intelectuales deben despertar
· El humor es uno de los grandes conservantes de la historia de la literatura
· Hay que escribir hacia adelante
· Toda obra literaria parte del sufrimiento’
· Ser exitoso debe ser desagradable
· el arte de escribir desde las fronteras
Martes, 07 agosto
· Soy esencialmente escritor de poemas
· La fantasía tiene mucho de realidad
· Manuel Baixauli
· JUAN GELMAN
· Mi poesía esta hecha desde la perspectiva de la muerte
· Alfredo Bryce Echenique
· ALEXANDR SOLZHENITSYN
· Somos lo que leemos, además de lo que comemos
· Al escritor lo forma su sociedad
· artísticamente prefiero a los monstruos
Domingo, 05 agosto
· Para ser poeta hay que tener cierto grado de exhibicionismo
· LUIS ALBERTO DE CUENCA
· Andrés Neuman
· la inspiración no existe, sólo la transpiración
· ENTREVISTA: Juan José Millás Escritor
· 'Soy una autora gallega, aunque libremente escriba en castellano
· Auster según Auster
· Del autor al lector
Sábado, 04 agosto
· Orhan Pamuk
· Ana María Matute
· Ramiro Pinilla
· Me divierte leer críticas ridículas
· Una clase de poesía al estilo Gonzalo Rojas
· No escribo para hacer reír, sino para ironizar
· La literatura rompe fronteras que la clase política se empeña en l
· Sólo puedo escribir de aquello que me toca muy de cerca
· La mala poesía llega antes a la gente
Viernes, 03 agosto
· Rescaté del limbo a los escritores fascistas
· El lenguaje verdadero funciona al margen de las academias
· los tiempos para la cultura son malos
· CARLOS CALDERÓN FAJARDO
· Eduardo Rojas Rebolledo
Jueves, 02 agosto
· Alberto Fuguet
· Alicia Gonzalez Rodríguez
· entrevista a Mathew Pearl
Miércoles, 01 agosto
· Iván Thays, escritor
· La historia familiar está en la base de toda la literatura
· Balcells, la dueña del boom

Artículos Viejos




El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.65 Segundos