wordpress com stats

cumbres borrascosas, casa rural alquiler completo brañuelas, bierzo León

Welcome to TÉCNICA LITERARIA!

     Principal
· Home
· AÑADIR ARTÍCULO
· Contactar
· Diario de Usuarios
· Encuestas
· Estadísticas
· Foros
· Listado completo de material
· ORDENAR POR TEMAS
· Ranking de popularidad
· Recomiéndanos
· Te recomendamos
· Tu Cuenta
· Versión para imprimir

     Gente Online
Actualmente hay 10 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Visitas totales
Hemos recibido
4615717
impresiones desde julio 2007

TÉCNICA LITERARIA: Columnas de prensa y conferencias

Buscar en este Tópico:   
[ Ir a la Página de Inicio | Selecciona un nuevo Tópico ]

 Tropo Editores, por Rosa rRgás

Columnas de prensa y conferencias
Rosa Regás (El Correo Digital. 20/04/2008)


El mercado literario responde, como la mayoría de las cosas, a esa dictadura de lo novedoso que convierte en viejos los móviles, los coches y la ropa adquirida un par de años antes. Aunque en el caso de los libros, la novedad responde a un espacio de tiempo muy corto. Un título apenas resiste más de un mes en la primera línea de las librerías, debido a la avalancha de libros que se publican.
Si encima la editorial que lo publica es periférica y si el autor no es suficientemente mediático o no está avalado por el marketing editorial y la crítica de los suplementos de referencia, su defunción resulta definitiva al cabo de un mes. Esto se produce también porque la mayoría de las librerías carecen de fondos, porque cuando los ejemplares distribuidos se venden no se piden más a la distribuidora y porque el boca-oreja no siempre consigue convertir en éxito la obra de un autor emergente.
Todos estos factores explican que el fenómeno de la reedición no se deba actualmente a las habituales razones de antes. Que el autor fuese “fichado” por una gran editorial que adquiría sus obras anteriores, que un premio de prestigio provocase que los lectores demandasen sus primeros libros o que el autor, con un estatus literario consolidado, quisiese hacer una nueva edición corregida o selectiva de sus libros. Estas eran las causas que daban lugar a que un libro se reeditase.
Pero en los dos últimos años han entrado en juego otras causas, como el descontento del escritor hacia la editorial que lanzó un libro, aunque fuese un sello de marca o que la aparición de nuevas editoriales periféricas, exquisitas en el cuidado de la edición y necesariamente ambiciosas en su oferta, buscase abrirse un hueco publicando títulos editados en una franja que va de los diez a los cinco años; más o menos el tiempo al que obliga el contrato editorial de un título. En esta línea encontramos el sello Tropo Editores de Zaragoza y que, bajo el epígrafe de 2ºAsalto, apuesta por recuperar títulos de interés.
La apuesta la abren reeditando ‘Museo de la Soledad’ de Carlos Castán. Un buen conjunto de relatos, aparecidos en Espasa-Calpe en el año 2000, que tuvieron una excelente acogida por la calidad de la prosa de su autor y por el original tratamiento de los temas. Rescatar este título es un acierto, ya que muchos lectores podrán disfrutar del estilo poético y melancólico de uno de los escritores de relatos más interesantes del panorama nacional.
Así que enhorabuena a Tropo editores por esta iniciativa.
Carlos Castán demostró en ‘Frío de vivir’ y especialmente en este libro que es un excelente cuentista de la nostalgia melancólica y de la conformación de la identidad a través del mundo emocional. Su estilo se define por la construcción de atmósferas envolventes y sensitivas, por la habilidad de los diferentes registros del relato y por un lenguaje narrativo destilado y provisto de un halo poético que mece la prosa desde su interior. Lo demuestra con hermosos relatos como ‘Casi Marino’, en el que aborda la transformación del amor y la memoria de la lluvia, en ‘Muchas veces, ‘querida Laura’, un espléndido homenaje al arte epistolar y a la suplantación de la identidad con ecos cortazarianos, en ‘Silencio tan de Silvia’, acerca de la adolescencia y su vinculación con la fantasía y la aventura y en ‘Con sangre entra’, sobre la agresión violenta a un vagabundo. Junto a estos temas, Castán aborda el azar, el dolor, el oficio de vivir, las huellas del pasado que se manifiestan en las casualidades del presente y las diferentes caras de la soledad. Los argumentos que embrida entre la ternura, la ironía y lo sobrecogedor, para ahondar en los elementos desestabilizadores de nuestro paisaje emocional. Esperemos que pronto, Castán nos embarque en otros relatos sobre el abismo de las emociones y el fantasma de la memoria. 



Fragmentos literarios. selección de textos. Ejemplos de estilo



Fragmentos literarios. selección de textos. Ejemplos de estilo

Enviado por heathcliff el Lunes, 23 febrero a las 08:57:09 (1774 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 0)

 Literatura y revolución (leon Trotsky)

Columnas de prensa y conferencias
La situación del arte puede definirse mediante las siguientes consideraciones generales.

Si el proletariado ruso no hubiera creado su propio ejército tras la toma del poder, el Estado obrero habría dejado de vivir hace tiempo, y ahora no estaríamos pensando en los problemas económicos, y mucho menos en los problemas de la cultura y del espíritu.

Si en el curso de los próximos años la dictadura del proletariado se mostrase incapaz de organizar la economía y de asegurar a la población por lo menos un mínimo vital de bienes materiales, el régimen proletario estaría entonces realmente llamado a desaparecer.  Por eso la economía es en la hora presente el problema de los problemas.

De todos modos, aunque los problemas elementales del alimento, del vestido, del abrigo y también de la educación primaria estuvieran resueltos, no significaría de ningún modo la victoria total del nuevo principio histórico, es decir, la victoria del socialismo.  Sólo un progreso del pensamiento científico a escala nacional y el desarrollo de un arte nuevo supondrán que la semilla histórica no sólo ha crecido hasta dar una planta, sino también que ha florecido.  Desde este enfoque, el desarrollo del arte es la prueba más alta de la vitalidad y de la significación de cualquier época.

La cultura vive de la savia de la economía, pero no basta con lo estrictamente necesario para que la cultura pueda nacer, desarrollarse y refinarse.  Nuestra burguesía se sirvió de la literatura rápidamente en el período en que se fortaleció y enriqueció.  El proletariado conseguirá preparar la formación de una cultura y de una literatura nuevas, es decir, socialistas, no por métodos de laboratorio sobre la base de nuestra pobreza, de nuestras necesidades y de nuestra ignorancia de hoy, sino a partir de vastos medios sociales, económicos y culturales.  El arte necesita bienestar, abundancia incluso.  Los altos hornos deberán calentar más, las ruedas girar con mayor rapidez, las lanzaderas correr más, las escuelas trabajar mejor.

Nuestra vieja literatura y nuestra vieja cultura rusas eran expresión de la nobleza y de la burocracia y se basaban en el mundo campesino.  El noble pagado de sí mismo y el noble "arrepentido" imprimieron su huella en el periodo más importante de la literatura rusa.  Luego apareció el intelectual plebeyo que, basándose en el campesino y en el burgués, escribió también su capítulo en la historia de la literatura rusa.  Tras pasar por el periodo de esquematismo extremo de los viejos narodniki, ese intelectual plebeyo se modernizó, se diferenció e individualizó en el sentido burgués del término.  Ese fue el papel histórico que le tocó cumplir a la escuela decadente y al simbolismo.  Desde principios de siglo, y especialmente después de 1907-1908, la transformación burguesa de la intelligentsia y de la literatura se realizó con celeridad.  La guerra puso fin, patrióticamente, a este proceso.

La revolución dio al traste con la burguesía y este hecho decisivo irrumpió en la literatura.  La literatura centrada sobre un eje burgués ya no existe.  Todo cuanto ha quedado, más o menos viable, en el dominio de la cultura, y especialmente en el de la literatura, se esforzó y se esfuerza aún por encontrar una orientación nueva.  Desde el momento en que la burguesía no existe, el eje no puede ser otro que el pueblo sin la burguesía.  Pero ¿qué es el pueblo?  En primer lugar, el campesinado y, en cierta medida, los pequeños burgueses urbanos; luego los obreros que no pueden ser separados del protoplasma popular del campesinado.  Esto es lo que expresa la tendencia básica de todos los "compañeros de viaje" de la revolución.  Y lo mismo en Pilniak, en los "Hermanos Sérapion", y en los "imaginistas" que están todavía vivos.  Y lo mismo ocurre con algunos de los futuristas (Klebnikov, Kruchenik y W. Kamensky).  La base campesina de nuestra cultura, o mejor dicho, de nuestra incultura, pone de manifiesto de modo indirecto toda su inercia.

Nuestra revolución es la expresión del campesino convertido en proletario que, sin embargo, se apoya en el campesino y le muestra el camino a seguir.  Nuestro arte es la expresión del intelectual que duda entre el campesino y el proletario.  Se halla incapacitado, orgánicamente, para fundirse con uno o con otro, pero se inclina las más de las veces hacia el campesino.  Debido a su posición intermedia y a sus vinculaciones, no puede convertirse en mujik, pero puede cambiar al mujik.  Sin embargo, no puede haber revolución sin la dirección del proletariado.  Tal contradicción es el origen de la dificultad fundamental a la hora de abordar el tema.  Puede afirmarse que los poetas y escritores de estos años extremadamente críticos difieren entre si por la forma en que salen de esta contradicción, y por el modo en que colman el vacío, unos mediante el misticismo, otros mediante el romanticismo, un tercero mediante un prudente distanciamiento, y un cuarto por un grito ensordecedor.  Con independencia de la variedad de métodos empleados para superar la contradicción, ésta sigue siendo una en esencia: consiste en la separación creada por la sociedad burguesa entre el trabajo intelectual, incluido el arte, y el trabajo físico.  La revolución es obra de hombres que realizan un trabajo físico.  Uno de los objetivos últimos de la revolución consiste en superar totalmente la separación entre esas dos clases de actividad.  En tal sentido, como en todos los demás, la creación de un arte nuevo es una tarea que se realiza siguiendo las líneas del trabajo fundamental, el de la construcción de una cultura socialista.

Sería ridículo, absurdo e incluso estúpido hasta más no poder, pretender que el arte permanecerá indiferente a las convulsiones de nuestra época.  Son los hombres los que preparan los acontecimientos, son los hombres los que los realizan, y los acontecimientos a su vez actúan sobre los hombres y los cambian.  El arte refleja, de forma directa o indirecta, la vida de los hombres que realizan o viven los acontecimientos.  Y esto es válido para todas las artes, desde la más monumental a la que se centra en lo más íntimo.  Si la naturaleza, el amor o la amistad no estuvieran ligadas al espíritu social de una época, la poesía lírica habría dejado de existir hace mucho tiempo.  Un profundo viraje histórico, es decir, un reordenamiento de las clases en la sociedad, rompe la individualidad, coloca la percepción de los temas fundamentales de la poesía bajo un nuevo enfoque y salva así al arte de una repetición eterna.

Pero el "espíritu" de una época ¿no actúa de modo indivisible e independiente de la voluntad subjetiva?  Evidentemente, en última instancia este espíritu se refleja en todos; tanto en quienes lo aceptan y encarnan como en aquellos que luchan desesperadamente contra él o en quienes se esfuerzan por librarse de él; quienes le vuelven la espalda mueren poco a poco; quienes se resisten a él pueden, a lo más, reanimar tal o cual llama arcaica: el arte nuevo, al plantear nuevos jalones y ensanchar el campo de la creación artística, sólo podrá ser creado por aquellos que se identifiquen con su época.  Si trazásemos una línea que una el arte actual y el arte socialista del futuro, podríamos decir que hoy apenas hemos superado la fase de preparación de esa preparación propiamente dicha.

Hagamos un breve esbozo de los grupos de la literatura rusa actual.

La literatura que se halla alejada de la revolución, desde los folletinistas del periódico de Suvorín hasta los líricos más sublimes del Valle de Lágrimas de la aristocracia, agoniza como las clases a las que han servido.  Por lo que respecta a la forma, genealógicamente, esa literatura representa el perfeccionamiento de la línea maestra de nuestra vieja literatura, que comenzó como literatura de la nobleza y que terminó como literatura simplemente burguesa.

La literatura "mujik" soviética, que canta al campesino, puede encontrar sus raíces, desde el punto de vista de la forma, aunque de modo menos claro, en las tendencias eslavófilas y populistas de la vieja literatura.  Resulta evidente que los escritores que cantan al mujik no preceden directamente de los mujiks.  No existirían sin la literatura anterior de la nobleza y de la burguesía, de cuya literatura son la rama más joven.  En la actualidad todos ellos tratan de ponerse de acuerdo con la hora de la nueva sociedad.

Indudablemente, el futurismo también era un brote de la vieja literatura.  Pero el futurismo ruso no había alcanzado su completo desarrollo en el marco de la vieja literatura, ni había sufrido la adaptación burguesa que le hubiera valido ser reconocido oficialmente.  Cuando estalló la guerra y luego la revolución, el futurismo era todavía bohemio, como todas las escuelas literarias en los países capitalistas.  Gracias al impulso de los acontecimientos, el futurismo se adentró por los nuevos derroteros de la revolución.  Un arte revolucionario no podía nacer de ahí por la misma naturaleza de las cosas.  Aunque sigue siendo, por muchas razones, un brote revolucionario bohemio del arte antiguo, el futurismo contribuye en mayor medida, más directa y más activamente que cualquier otra tendencia, a la formación del arte nuevo.

Por significativas que puedan ser en líneas generales las obras de determinados poetas proletarios, su sedicente "arte proletario" no hace otra cosa sino cumplir un período de aprendizaje.  Siembra por doquier los elementos de la cultura artística, ayuda a la nueva clase a asimilar las obras antiguas, aunque de modo superficial.  En este sentido es una de las corrientes que llevan al arte socialista del futuro.

Carece de todo fundamento oponer la cultura burguesa y el arte burgués a la cultura proletaria y al arte proletario.  De hecho, estos últimos no existirán jamás, porque el régimen proletario es temporal y transitorio.  La significación histórica y la grandeza moral de la revolución proletaria residen precisamente en que ésta sienta las bases de una cultura que no será ya una cultura de clase, sino la primera cultura auténticamente humana.

Durante el período de transición, nuestra política artística puede y debe consistir en ayudar a los diferentes grupos y escuelas artísticas salidos de la revolución a captar correctamente el sentido histórico de la época y una vez haberles colocado ante el siguiente criterio categórico, "por la revolución o contra la revolución", concederles una total libertad de autodeterminación en el terreno del arte.

Por el momento, la revolución se refleja en el arte de modo parcial solamente, una vez que el artista deja de mirarla como una catástrofe exterior, y en la medida en que todos los artistas y poetas, tanto los viejos como los nuevos, se conviertan en una parte de la trama viviente de la revolución y aprendan a verla no desde fuera, sino desde el interior.

El torbellino social no se calmará pronto.  Ante nosotros tenemos decenios de lucha en Europa y en América.  No sólo los hombres y las mujeres de nuestra generación, sino también los de la generación venidera, serán partícipes, héroes y víctimas de esta lucha.  El arte de nuestra época será colocado enteramente bajo el signo de la revolución.

Este arte necesita una nueva conciencia.  Por encima de todo es incompatible con el misticismo, sea éste sincero o se disfrace de romanticismo: la revolución tiene por punto de partida la idea central de que el hombre colectivo debe convertirse en el único señor y de que los límites de su poder sólo están determinados por su conocimiento de las fuerzas naturales y por su capacidad de utilizarlas.  Este arte nuevo es también incompatible con el pesimismo, con el escepticismo, con todas las demás formas de abatimiento espiritual.  Es realista, activo, colectivista, de forma vital y henchido de una confianza ilimitada en el porvenir.

29 de julio de 1924.

LEON TROTSKY




Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque

Enviado por heathcliff el Lunes, 05 enero a las 18:11:06 (1980 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 0)

 Breve reseña de algunas teorías lésbicas, Por Jules Falquet

Columnas de prensa y conferencias
Este trabajo presenta algunas teorías y luchas de las lesbianas y de sus movimientos en diferentes partes del mundo.  Deja de lado muchos temas más conocidos, como la patologización y represión del lesbianismo, y también la mayor parte de las tendencias insertadas en el movimiento homosexual mixto.  Generalmente vinculadas con la lucha contra el SIDA, y más recientemente con reivindicaciones hacía el « matrimonio » y la igualdad de derechos, estas tendencias se enmarcan en una defensa de la « preferencia sexual » y de la « tolerancia », o sea en una búsqueda de « reconocimiento » por parte de la sociedad heterosexual.  Se perfilan por tanto como luchas de signo “liberal” por la libertad individual y la integración, que, aunque importantes, no cuestionan de fondo el sistema social.  Aquí quiero rescatar más bien elementos menos conocidos que tienden a una crítica radical, tanto de la sexualidad en su conjunto, como de la heterosexualidad como sistema político, y del sistema patriarcal, racista y clasista imperante.  También quiero señalar que el presente texto se basa sobre todo en grupos y reflexiones provenientes del mundo francófono por una parte, norteamericano por otra parte, y también latinoamericano y del Caribe.  La historia lésbica de Asia, Africa y Oceanía, deberá ser buscada en otras partes.  Finalmente, debo subrayar que por la misma situación política de hegemonía occidental, tienden a ser producidas más teorías en los países del Norte y por parte de mujeres blancas, urbanas y de clase media, teorías que gozan de más amplia difusión que las que se originan en otras lesbianas, lo que refleja este artículo y que no deja de ser una limitación.

En este texto entonces, que invita sobre todo a la profundización, presentó seis puntos que intentan reconstruir cierto orden cronológico e hilación política-lógica —aunque a costa de simplificaciones y arbitrariedades, como toda reconstitución a posteriori y desde una posición de implicación en el movimiento.

Primero, evoco la relatividad de lo que se llama « lesbianismo » y a la vez la importancia de usar el término « lesbiana » frente a una concepción general-masculina de la homosexualidad.  En un segundo momento, abordo los conflictivos lazos del movimiento lésbico con los movimientos homosexual y feminista, así como los fundamentos teóricos del movimiento lésbico autónomo (1), el cual se forma progresivamente.  A continuación, presento otros desarrollos de la teoría y de las luchas lésbicas, en especial los aportes y cuestionamientos de las lesbianas no-blancas y de los sectores populares.  Finalmente, evoco las teorías liberales “prosexo” y “queer”, que se dibujan más bien como una vuelta hacía posiciones fuertemente influenciadas por el pensamiento masculino.

1. Variedad de las prácticas sexuales y amorosas entre mujeres y de sus interpretaciones En muy diferentes culturas y épocas, ha habido mujeres que se relacionan sexualmente, amorosamente y/o afectivamente con otras mujeres.  Los ejemplos son de los más variados.  Se encuentra una larga lista de poetas quienes en primera persona dieron testimonio de su vivencia lésbica, desde Sapho, de la antigue isla de Lesbos, hasta la afronorteamericana Audre Lorde, desaparecida en 1993, quien fue a la vez teórica, militante y notable escritora (Lorde, 1982 a, 1984).  En la India en la época pre-védica, se encuentran mitos que hablan del papel destacado de las mujeres y esculturas muy explícitas de relaciones sexuales entre mujeres (Thadani, 1996).  En Zimbabwe, la recién desaparecida Tsitsi Tiripano y el grupo lésbico-gay GALZ en el que militaba son una prueba fehaciente de que el lesbianismo existe en culturas africanas (Aarmo,

1999) .  En Sumatra, Indonesia, las « tomboy » son mujeres « masculinas » que establecen relaciones de pareja con otras mujeres (Blackwood, 1999).  La antropología por su parte señaló hace mucho el caso de las y los « berdaches » en las poblaciones indígenas de los llanos del norte del continente americano : son personas que, a pesar de haber nacido hombres o mujeres, son consideradas socialmente como pertenecientes al sexo/género opuesto y por tanto buscan pareja de su propio sexo (2).  De forma mas general, varias poblaciones indígenas del continente manejan la noción de personas de « doble espíritu », que a menudo tienen poderes mágicos-chamánicos y cuyo comportamiento sexual podría ser visto como homosexual en el marco de las concepciones occidentales actuales (Lang, 1999).

Sin embargo, cada sociedad construye e interpreta estas prácticas sexuales y amorosas entre mujeres de forma diferente, y su visibilidad y legitimidad varían enormemente según la concepción que cada sociedad tiene de lo que es ser mujer u hombre, como lo analiza la antropóloga francesa Nicole Claude Mathieu en un profundo artículo sobre la diversidad de las formas de articulación entre sexo, género y sexualidad (Mathieu, 1991).  Por ejemplo, hay sociedades que solo conciben la existencia de un género (el masculino), que luego se divide en dos sexos, como la sociedad africana !Kung del desierto del Kalahari.  A su vez, la 2 sociedad Inuit, cerca del círculo polar, atribuye un(os) género(s) a las-los recién nacidas en función del género de la(s) persona(s) que en ella o él se reincarnaron.  De esta manera, una bebé hembra puede ser considerada socialmente como un varón, si en ella regresa el espíritu de su abuelo.  Sin embargo, al llegar a la edad reproductiva, sufren una reubicación social en su sexo biológico, en vista al matrimonio reproductivo.  En varias sociedades africanas, existe matrimonio entre mujeres, sin embargo ello no significa que sean lesbianas.  Más bien se trata de una forma para mujeres mayores y relativamente ricas de asegurarse una descendencia, obteniéndola de la mujer más joven que toman como esposa y quien para este fin tiene relaciones sexuales con varones.

En medio de esta complejidad de los arreglos culturales en torno al sexo, al género y a la sexualidad, no es tan simple definir, ni lo que es una mujer, ni aún menos lo que son entonces la heterosexualidad y la homosexualidad.  Sin embargo, en la mayoría de las culturas hoy conocidas y existentes, dominan arreglos sociales netamente patriarcales y basados en la heterosexualidad como norma obligatoria.  Muchas religiones se encargan además de condenar absolutamente todo lo que no sirve explícitamente a la reproducción.  Por tanto, las relaciones sexuales y amorosas entre mujeres son casi siempre a la vez tabúes, severamente condenadas e invisibilizadas.  De allí que esas relaciones hayan sido muy poco estudiadas y muchas veces desformadas y tratadas con poca seriedad científica, como lo ejemplifica el caso de las famosas Amazonas.  De ellas se ha dicho alternativamente que vivían en la Grecia antigua o en la Amazonía, y se han inventado toda clase de fantasías en torno a sus supuestas formas de vida, mezclando esas mitificaciones con el estudio posterior de las feroces guerreras del rey de Dahomey.  Hasta hoy, ningún estudio histórico serio ha demostrado la existencia de las Amazonas, ni mucho menos ha podido dar cuenta de sus prácticas sexuales —a pesar de que constituyen uno de los más poderosos símbolo del lesbianismo.

Solo es de forma muy reciente, y en el marco del pensamiento occidental, que se empieza a atribuir a la gente una personalidad e identidad sexual específica y supuestamente fija, en base a sus prácticas sexuales.  Aún así, la categoría y el término de lesbiana se construyeron de forma progresiva.  Algunas historiadoras documentan la aparición del término « tribadismo » para nombrar las relaciones sexuales entre mujeres al comienzo del siglo XVIII (Bonnet, 1995).  Ya a mitad del siglo XIX, la medicina y sobre todo la psiquiatría nasciente empiezan a interesarse por lo que llaman el « tercer sexo », interviniendo fuertemente en su categorización como «invertidas-os» y su patologización, para luego buscar su « curación » (Lhomond, 1991).  La sexología, que aparece a finales del siglo XIX, continua esta tendencia clasificadora y normalizadora (Jaspard, 1997).  Havelock Ellis, uno de sus fundadores, desarrolla la hipótesis de un origen congénito de la homosexualidad, con la esperanza de sustraer a las y los homosexuales a la represión y a los intentos de « curación ».  El modelo sexológico se complejiza al incorporar elementos del psicoanálisis — igualmente determinista, aunque ya no ubique la causa de la homosexualidad en la biología sino que en la psicología.  Básicamente, Freud interpreta la homosexualidad femenina como una simple simetría de la homosexualidad masculina y una prueba de « inmadurez » en el desarrollo psíco-sexual de las mujeres.

Simultáneamente, en Europa, en los años veinte y treinta, las lesbianas se hacen bastante visibles : en París, la celebre pareja norteamericana compuesta por Gertrude Stein y Alice Toklas organiza círculos literarios en el barrio artístico de Montparnasse.  En Berlín se multiplican los lugares de sociabilidad lésbica antes de que el fascismo arrase con todo, asesinando u obligando al exilio o a la clandestinidad a lesbianas y homosexuales.  En Londres, Radclyffe Hall publica su celebre « Pozo de la soledad » que le valdrá la violenta condena de la sociedad bien pensante (3) (Tamagne, 2000).  A manera de contrafoco, en Francia la literatura heterosexual y la industria de la moda popularizan el ambiguo personaje de « la garçonne », mujer « moderna » de pelo corto y moralidad desafiante, pero que en sí no necesariamente es lesbiana.

2. Lesbianas u homosexuales femeninas?1 Aunque muchas veces se usen de forma relativamente indistinta los términos lesbianas, homosexual femenina o mujer gay, existe un debate político en torno al tema, derivado de la reflexión feminista.

De hecho, la palabra homosexual se refiere a un conjunto de prácticas sexuales, amorosas, afectivas, entre dos o más personas del mismo sexo.  Al ser « descubiertas », éstas prácticas « privadas » conllevan diferentes grados de represión.  Sin embargo, las personas involucradas las pueden dar a conocer públicamente en forma voluntaria, haciéndo su « coming out » o « salida del clóset », reivindicando orgullosamente una « identidad » estigmatizada.  Llarmarse a si misma « gay » u « homosexual » tiene la ventaja de visibilizar una vivencia (sexual, pero también social y cotidiana) en parte diferente de aquella de quienes se apegan a la norma social de la heterosexualidad.  Sin embargo, el paralelismo que establecen 3 los términos “homosexual” o “gay” con la situación de los hombres es muy reductor y engañoso, cuando se aplica a mujeres.  De hecho, el feminismo ha demostrado ampliamente que la opresión patriarcal las coloca en una posición social estructuralmente muy diferente a la de los varones en casi todas las culturas que se conocen.  Para habitar su cuerpo, ejercer su sexualidad y simplemente, vivir, las mujeres están ubicadas en condiciones bastante menos ventajosas que los varones, aunque fuesen ellos homosexuales.  Usar el término de lesbiana, por tanto, permite evitar la confusión entre prácticas que si bien son todas homosexuales, no tienen en absoluto el mismo significado, las mismas condiciones de posibilidad, ni mucho menos el mismo alcance político, según el sexo de quienes las llevan a cabo.

Es así como en Francia por ejemplo, se usa poco el término “gay” para referirse a las mujeres, y si bien es cierto que últimamente, la palabra lesbiana ha pasado en el lenguaje común para designar a las mujeres homosexuales, inicialmente su uso fue especialmente reivindicado por el movimiento lésbico feminista para subrayar el sentido colectivo y político de dichas prácticas.  En este contexto, la palabra lesbiana refiere a un lesbianismo político, que se plantea como una crítica en actos y un cuestionamiento teórico al sistema heterosexual de organización social.  Según el análisis lésbico-feminista, dicho sistema heterosexual descansa sobre la estricta división de la humanidad en dos sexos que sirven de base para construir dos géneros rigurosamente opuestos y forzados a mantener unas muy desiguales relaciones de « complementariedad ».  Esta “complementariedad” no es otra cosa que la justificación de una división sexual del trabajo rígida, que se basa en una despiadada explotación de las mujeres, en lo doméstico, en lo laboral, en lo reproductivo, en lo sexual y en lo psico-emocional.  En este sentido, al problematizar y criticar el sistema heterosexual, el lesbianismo en su dimensión política cuestiona profundamente el sistema dominante.  Representa una ruptura epistemológica fundamental e invita a una revolución cultural y social de gran alcance.

3. Movimiento lésbico, movimiento homosexual y movimiento feminista Es a finales de los 60 que el movimiento social lésbico aparece, tanto en el mundo occidental como en muchas metrópolis del Sur.  Nace en una atmósfera de prosperidad económica y de profundos cambios sociales y políticos que incluyen tanto el desarrollo de la sociedad de consumo y la « modernidad » triunfante, como la descolonización y un auge de las más variadas perspectivas revolucionarias.  Aunque haya sido bastante menos estudiado que el movimiento de los derechos civiles, Negro, Indígena, estudiantil

o de mujeres, es uno de los llamados « nuevos movimientos sociales » que surgen en la época, desbordando las organizaciones de corte clasista que dominaban hasta aquél entonces.  El movimiento lésbico se desarrolla en estrecha vinculación ideológica y organizativa con otros dos movimientos muy fuertes : por un lado, el movimiento feminista llamado de la « segunda ola », y por el otro, el movimiento homosexual, que se va construyendo rápidamente después de la « insurrección urbana » de 1969 en Stonewall (« insurreción » que responde a una provocación policiaca en bares homosexuales de Nueva York, y que hoy es celebrada cada final de junio a través del mundo por las manifestaciones del « orgullo lésbico y gay »).

Sin embargo, progresivamente, el movimiento lésbico se va autonomizando.  Por un lado, en diferentes países se repite la misma experiencia : como mujeres, las lesbianas no tardan en criticar la misoginia, el funcionamiento patriarcal y los objetivos falocéntricos del movimiento homosexual, dominado por los hombres (Frye, 1983; Mogrovejo, 2000).  Armadas de la crítica feminista, explican públicamente sus desacuerdos y fundan sus propias organizaciones, como las Gouines Rouges (Marimachas Rojas) en Francia.  Por el otro lado y en forma más o menos simultánea, como mujeres homosexuales, muchas lesbianas no terminan de sentirse plenamente identificadas con el movimiento feminista.  Más bien dicho, el movimiento feminista constituye para ellas, al principio, un espacio muy importante en el que luchar y encontrar mujeres que, como ellas, combaten los estereotipos y limitaciones sociales asociados a la femineidad, y la opresión de las mujeres.  También constituye un bienvenido lugar de encuentro con otras lesbianas, favorable a la elevación de su auto-estima y a su “salida del clóset”.  Por tanto, muchas lesbianas contribuyen muy activamente a la construcción del movimiento feminista, del cual al principio se sienten totalmente parte, ya sea como personas o como grupos lésbicos.  Sin embargo, se van dando cuenta con el tiempo que algunas feministas las perciben como un cuestionamiento amenazador a su posición heterosexual o a su lesbianismo « de clóset », lo que a menudo provoca roces interpersonales.  Sobre todo, en lo colectivo, buena parte del movimiento feminista se deja intimidar por el mensaje social que exige al feminismo, para ser mínimamente respetado, silenciar, invisibilizar y postergar al lesbianismo.  Mientras que las lesbianas luchan por todas las causas de las mujeres, aunque no les atañen tan directamente (por ejemplo, para la anticoncepción o la interrupción voluntaria del embarazo), las demás mujeres se muestran 4 generalmente reacias a la hora de luchar por causas lésbicas o cuestionar la heterosexualidad (CLEF,

1989) .  Algunas lesbianas empiezan entonces a buscar una vía propia, generando espacios autónomos de quehacer político lésbico.

4. Afirmación teórica del movimiento lésbico Frente a este doble desafío, a finales de los 70, se van multiplicando los análisis teóricos específicamente lésbicos, especialmente desde una profundización de las reflexiones feministas.  Dos grandes pensadoras encauzan la reflexión, en orden de ideas un poco diferentes.

Por un lado, la poeta norteamericana Adrienne Rich abre una profunda brecha con su famoso artículo « Compulsory heterosexuality and lesbian existence » (Heterosexualidad obligatoria y existencia lésbica), publicado en 1980 por la revista feminista Signs (Rich, 1980).  En él, Rich denuncia la heterosexualidad forzada en cuanto norma social que exige y causa la invisibilización del lesbianismo, incluso en el mismo movimiento feminista.  Enfoca el lesbianismo en la perspectiva de un « contínuum lésbico » que une a todas las mujeres que de una u otra forma se alejan de la heterosexualidad e intentan crear o reforzar los vínculos entre mujeres, compartiendo sus energías en la perspectiva de la lucha en contra del sistema patriarcal.




Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque

Enviado por heathcliff el Lunes, 05 enero a las 17:44:02 (2300 Lecturas)
(Leer más... | 51029 bytes más | Puntuación 2)

 Tratan mal a Ramón Trecet

Columnas de prensa y conferenciasRamón Trecet: 'Me están haciendo mobbing en RNE'
  • El periodista presenta espacios musicales en RNE desde 1974
  • La nueva directora de Radio 3 fue discípula suya
MADRID.- Radio Nacional ha dejado de ser la casa de Ramón Trecet. Después de 34 años, ya no tiene fuerzas para acudir a hacer 'Diálogos 3', el programa de música que presenta en Radio 3. El motivo: "La nueva directora, Lara López, no cuenta conmigo y me están haciendo mobbing".

"Fue este lunes. Como siempre, me levanté a las 7.15 horas y me di cuenta de que no tenía fuerzas para ir a trabajar. No tengo palabras para expresar cómo me sentí". Hasta mayo de este año, RNE era la casa de Ramón Trecet. Más que su casa, parte de su vida, a la que ha dedicado 34 años. Pero con el nombramiento de Lara López como nueva directora de Radio 3 todo cambió.

"En mayo, López me dice que no ve mi programa en la nueva programación", relata Trecet. La dirección de Radio 3 trabajaba desde septiembre de 2007 en la nueva parrilla. José Angel Esteban, director de programas de RNE, decide formar un equipo -en el que estaba incluida López- para cambiar la programación. Ocho meses después, "López me comunica que piensa que no debo seguir".

Trecet denuncia que éste ha sido todo el contacto que ha tenido con jefe alguno desde mayo del año pasado. "Nadie hablaba conmigo. Sí, había rumores, pero nadie se dirigía a mí". Según el periodista, no ha vuelto a hablar con López desde el 25 de mayo. Se da la circunstancia de que la directora de Radio 3 fue discípula de Trecet desde 1987 hasta 1993.

Silencio absoluto hasta el pasado 25 de septiembre. Ese día, "por fin", Benigno Moreno, el actual director de programas de RNE, habla con él. "Moreno me dice que Lara López piensa que no debo seguir en la radio, pero que no se atreve a darme la noticia". ¿Explicación? "Está convencida de que hablo mal de ella por los pasillos". Trecet cogió vacaciones en RNE a mediados de julio para poder desarrollar su trabajo en 'Marca' durante los Juegos, hasta el 1 de septiembre.

Pero, según Trecet, ese "vacío" no se queda ahí: "López y el director adjunto de Radio 3, Diego A. Manrique, empiezan a contactar con las discográficas para que no me manden discos. Además, me amenazan de que si voy a la prensa y lo cuento, que me atenga a las consecuencias. Es entonces cuando empiezo a pensar que me están haciendo mobbing".

Desde este lunes, 'Diálogos 3' son reposiciones. "Me llaman para decirme que tengo que ir tal día y tal hora a grabar el programa, pero nunca es López. Me llama su secretaria", cuenta Trecet, para quien no se trata más que de una maniobra para poder culparle a él de no hacer su trabajo. "Para mí es una tragedia personal que a una persona a la que enseñé el oficio durante seis años llegue a esto".





Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque


cartelandia.com" /a> Galería gratuitas de carteles antiguos.

Enviado por heathcliff el Viernes, 24 octubre a las 07:29:27 (2310 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 5)

 El asco

Columnas de prensa y conferenciasYa estamos. De nuevo, la peonada del miedo. Leo que "Random House ha retirado la novela 'La joya de Medina', de la periodista Sherry Jones, por miedo a que pudiera 'incitar a la violencia'". ¿Ladrarán algunos contra una prosa cutre? No. Es sólo, dice un portavoz, que temen "por la seguridad del autor, de los empleados, de los libreros y de cualquier otra persona que estuviera involucrada".
Como explicó Norman Mailer cuando 'Los versos satánicos' fue retirada de muchas librerías, "¿Para qué sirve la movilidad ascendente en el empleo en una gran cadena empresarial si no se puede garantizar la integridad física? ¿Asesinado por vender un libro? Es el fin del mundo. ¡Peor aún! Asesinado por comprar un libro. ¿Quién perdonaría jamás a la empresa?". O sea, condenaron el libro porque "venden sus productos como si fueran latas de conserva. Sólo los sin techo arriesgarían su integridad por una lata de conserva".

No he leído 'La joya de Medina', claro, ¿cómo iba a hacerlo? Confieso, por otro lado, mi apatía. Me la soplan bastante los amores de Mahoma, Julio César, Hernán Cortés o Iván el Terrible. Creo que el historicismo, en novela, no sobrevivirá, ni siquiera en el caso de titantes como Gore Vidal. Además, cuando Jones explica que imaginó que su libro "podría ser un puente", arrugó el hocico. Qué quieren. Los puentes, a los ingenieros. Mucho mejor si los novelistas pasan de levantar autovías, pavimentadas para contribuir al diálogo de civilaciones y bla bla blá. Con tanto trasiego de buenas intenciones acaban por endosarnos novelones asmáticos, en los que el mensaje voluntarista deshilvana cualquier posibilidad literaria.

Ahora, desde el momento en que los editores rechazan la novela, no por mala, buena, etc., sino por miedo, debiéramos plantarnos. Coleccionamos demasiados casos. ¿Recuerdan las viñetas de Mahoma, como hubo quien las criticó por atizar la hoguera? Ah, la hoguera. No es responsable, dijeron. Cuesta creer que algunos ausculten con tanto mimo los sentimientos del dolido creyente, despreciando, al trote, la hoguera real, el fuego asesino, maduro y mafioso, criminal, donde crepitará el hereje.

 
Vista de una librería de Random House. (Foto: Phototram/Flickr).

Herejes, quiéranlo o no, Random House o los intelectuales que no condenaron la caza del dibujante, los que hablaron de tiempos, mano izquierda o eficacia, somos o debiéramos ser todos, y disculpen el tópico. En esta dictadura de lo políticamente correcto vivimos ahormados por los paladines del qué dirán, no los enfades. Pero qué coño de conversación tendrás, digo, con quien acude a dialogar revólver mediante. Pecado, y gordo, incluso mórbido, es acuchillar al vecino en la pira de tus creencias (cielo, infierno, equipo de fútbol, hombre socialista, bucólico terruño, tanto da). Pecado, vómito, es ponerse del lado de quienes calumnian en nombre del paraíso, de los violadores de la libertad, de los dinamiteros, los verdugos, los profesionales de la censura, los matarifes bendecidos y los amigos del velo femenino, el tiro en la nuca o la lapidación a domicilio. Vómito o diárrea, sí, provocan estos jueces de la moralidad y los efectos colaterales, que olvidan como ganamos cada centímetro a base de parrilladas de astrónomos.

"Si no creemos en nada, ¿cómo podremos soportar la muerte?", abundó Mailer, "Los sabios de Irán saben eso de nosotros. Habría que respetar la perspicacia de este análisis, si no fuera porque el hecho de que los sabios de Irán son por completo indiferentes al destino de nuestra literatura y se oponen salvajemente a la libertad de expresión que tanto nos gusta creer que apreciamos".

Pues eso, el asco.

Julio Valdeón en www.elmundo.es




Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque



Columnas de prensa. Temas de actualidad. Otro enfoque

Enviado por heathcliff el Viernes, 15 agosto a las 11:41:57 (2001 Lecturas)
(Leer más... | Puntuación 0)


     Encuesta
¿Cual crees que es la principal motivación del escritor?

Seguridad, autoestima, hacer algo útil.
Deseo de fama. Impresionar a su entorno.
Deseo de expresarse, de sacar algo de dentro.
Transmitir ideas y persuadir.
Experimentar con las palabras y las ideas
Ganar dinero
Aprender a conocer la naturaleza humana.
Ahorrar en psiquiatra.



Resultados
Encuestas

votos 410

     CONECTAR
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

     DOCUMENTO DEL DÍA
Hoy aún no hay una Gran Historia.

Alquiler dest coches,alquiler dest furgonetas. Coches baratos, maquinaria, alquiler, empresas de alquiler de vehculos. medicos especialistas, cirugía plástica, ciruga estética, dentistas, ginecólogos, otorrinos, traumatólogos. Especialidades médicas, medicina privada, privado, consultorios. Residencias de ancianos,asistidos,útiles, tercerda edad, residencias de mayores, residencia, comodidad,atención y descanso. Geriátricos en toda España.Servicios para personas mayores Más de 5000 residencias -centros de día -Asistencia a domicilio.-Balnearios Y mucho más
     DOCUMENTOS ANTERIORES
Viernes, 11 enero
· La mujer en cuestión: género de historia/ género de vida/ género femenino
Miércoles, 09 enero
· LOS HEROICOS Y GLORIOSOS HIDROAVIONES (Joce G. Daniels G.)
Jueves, 03 enero
· LEER, ¿PARA QUÉ?
Martes, 01 enero
· EL CONCEPTO DE UNA ACADEMIA Y LOS CELTAS
Lunes, 31 diciembre
· El Último Delicado (Carta de Cioran a Borges)
· El estatuto borgiano
· Acerca de la crítica periodística de las artes (Wálter Aníbal Ravanelli)
· Conferencia sobre la literatura japonesa (Jorge Luis Borges)
Domingo, 09 diciembre
· La literatura entró en la vida con 'El Quijote'
Lunes, 15 octubre
· Discurso de Fidel castro 1 de Mayo, 2004, día de los trabajadores
· LA ORACIÓN INAUGURAL DEL CURSO DE ORATORIA DEL LICEO DE CHILE
Martes, 28 agosto
· Discurso de aceptación del Premio Xavier Villaurrutia 2007
Viernes, 10 agosto
· El ring literario
Domingo, 05 agosto
· Unas cuantas palabras acerca de la literatura
Miércoles, 01 agosto
· A título póstumo
· La TV acabó con la literatura
Sábado, 28 julio
· DISCURSO DE ACEPTACIÓN DE WILLIAM FAULKNER DEL PREMIO NOBEL DE LITERATURA
Jueves, 26 julio
· La deconstrucción
· Pero me acuerdo (Javier Marías)
· LA CRISIS DE LA DEMOCRACIA Y LA LECCION DE LOS CLASICOS (NORBERTO BOBBIO)
Domingo, 08 abril
· EL ESCÁNDALO RADICAL (Pier Paolo Pasolini)




El objetivo de esta web es construir un gran recurso cultural accesible para todos. Procuramos respetar los derechos de autor, y rogamos a quien vea algún material que no debería estar aquí que nos informe de ello.


Nuestros fines son meramente culturales

Rogamos a los usuarios que citen las fuentes cuando aporten materiales externos.

Se permite copiar cualquier texto de esta web, simplemente citando la fuente.


No obstante, todos los textos son propiedad de sus autores.

Verba volant
scriptum manet
`
Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL license. This software comes with absolutely no warranty. El texto original de los créditos ha sido modificado sólo por razones de seguridad. Apoyamos sin reservas al autor y la creación de software libre
Página Generada en: 0.48 Segundos